Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

El sueño de Malala despierta en el Bierzo

CULTURASIR

De izquierda a derecha: Montserrat Alonso, Mercedes Alonso, Malala Yousafzai y Ziauddin Yousafzai, durante su encuentro en Birmingham. | M. A. Ampliar imagen De izquierda a derecha: Montserrat Alonso, Mercedes Alonso, Malala Yousafzai y Ziauddin Yousafzai, durante su encuentro en Birmingham. | M. A.
D. Aldonza | 27/07/2015 A A
Imprimir
El sueño de Malala despierta en el Bierzo
Sociedad La maestra y psicopedagoga Montserrat Alonso elabora una propuesta didáctica sobre la activista Premio Nobel de la Paz y viaja a Birmingham para mostrarle su trabajo, que ha sido galardonado con el ‘Vicente Ferrer’ de innovación educativa
"Si a los niños les presentan un guerrero, los niños harán guerra; en cambio, si les presentas un pacifista, los niños harán paz». Son las palabras de Ziauddin Yousafzai, el padre de la activista galardonada en 2014 con el Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, y que han servido de inspiración a la maestra y psicopedagoga berciana Montserrat Alonso.

Es la autora de ‘El sueño de Malala: Micro-relatos y paletas de inteligencias múltiples para grandes valores’, que acaba de ser galardonado con el premio nacional de educación para el desarrollo ‘Vicente Ferrer’ que concede el Ministerio de Educación. Se trata de una obra que consta de cuatro volúmenes con ilustraciones de Yolanda Durá, entre ellos, una guía didáctica dirigida a niños de entre seis y doce años y que está inspirada en la vida de la joven activista por la paz. Alonso decidió elaborar esta propuesta didáctica a comienzos del curso 2014/2015 cuando la dirección del centro en el que trabaja en Bembibre, el colegio Virgen de la Peña, le propuso encargarse de la asignatura Valores Sociales y Cívicos (alternativa a la Religión).

«La noticia de que iba a recibir en Oslo el Premio Nobel aquella niña pakistaní que había sufrido un disparo en la cabeza por defender el derecho a la educación de las niñas, me hizo pensar en las palabras que cientos de veces había pronunciado su padre sobre lo importantes que somos los maestros a la hora de presentar a los niños unos modelos adecuados a seguir», explicó Alonso, quien destacó que todo el temario de la asignatura está desglosado a través de la figura de Malala.

De este modo, los dos libros (la edición infantil de seis a ocho años y la juvenil de nueve a doce años) incluyen una breve biografía de la activista y a continuación varios textos en los que se explican hasta 24 valores. «La vida de Malala es el pretexto para trabajar el respeto, la tolerancia, la autoestima, la libertad o la justicia», agregó sobre una iniciativa que ya ha sido puesta en práctica en el colegio de la capital del Bierzo Alto con niños de Educación Primaria y Secundaria.

Asimismo, la guía didáctica incluye varias actividades que, según apuntó Alonso, están diseñadas a partir de la teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner, el trabajo cooperativo, la gamificación y el uso frecuente de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como herramientas de aprendizaje. Y es que el libro incluye códigos QR para enlazar con material audiovisual como vídeos en inglés y un juego de realidad virtual. Así, otro de los puntos fuertes de este trabajo es la apuesta por el bilingüismo. Y es que la traductora Andrea Merayo ha traducido los cuatro tomos al inglés. Estos libros (de la editorial TintaMala) están a la venta mediante pedido en las páginas web de Amazon y CreateSpace. A través de la compra de cada ejemplar se donarán 0,5 euros a la Fundación Malala.

La profesora y autora de ‘El sueño de Malala’ subrayó la motivación de los escolares acerca de las propuestas didácticas: «Han estado enganchados a la figura de Malala y han terminado admirándola mucho: su valor y su coraje, la fuerza para salir adelante».

Un trabajo que recibió la primera recompensa el pasado febrero cuando la Fundación Malala se hizo eco del proyecto publicando en su blog un extracto del mismo. «Comencé a retuitear y publicar en las redes sociales algunos de nuestros trabajos, con la suerte de que Ziauddin y Malala los visionaron», afirmó. Desde entonces, la profesora ponferradina y la familia pakistaní han estrechado su relación hasta que el pasado 14 de junio fueron invitados a mantener un encuentro privado en Birmingham, donde residen en la actualidad.

En la reunión, Montserrat Alonso entregó a Malala los materiales didácticos, así como un álbum elaborado por los alumnos del colegio Virgen de la Peña con mensajes para la familia y otros regalos. Según relató, el encuentro fue emotivo y con ocasión para hablar acerca de la educación y las necesidades de la infancia.

«El padre de Malala es un hombre muy implicado con la enseñanza, es maestro y su ilusión era montar su propia escuela», anotó Montserrat Alonso al poner sobre la mesa una de las lecciones más valiosas de Ziauddin Yousafzai a su hija: «A veces la gente me pregunta qué he hecho para tener una hija así; la pregunta es: ¿qué no he hecho? Yo no le he cortado las alas». Sin miedo a volar, Malala ha desplegado sus alas como una mariposa, ha viajado y se ha enfrentado a situaciones tan difíciles como un disparo en el cráneo. La autora de la famosa frase «Un niño, un profesor, un libro y un bolígrafo pueden cambiar el mundo» valora viajar a Bembibre el próximo curso para conocer el colegio en el que nació está iniciativa siguiendo así con la lección que no termina aquí, sino que seguirá en el viento con la aspiración de que algún día sea aprendida por los que aún hoy niegan el derecho a la educación.
Volver arriba