Publicidad
El silo de Valencia de Don Juan vuelve al agro

El silo de Valencia de Don Juan vuelve al agro

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Teresa Giganto | 05/11/2020 A A
Imprimir
El silo de Valencia de Don Juan vuelve al agro
Sur de León La Cooperativa Agropal ha adquirido el inmueble en la última subasta llevada a cabo por el Ministerio de Agricultura y Ganadería por valor de 188.500 euros
Una subasta y nada. Y otra más. Y nadie quería el silo de Valencia de Don Juan cuya subasta siempre quedaba desierta cada vez que era convocada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Pero finalmente el silo coyantino tiene nuevo dueño tras la subasta de finales del mes de septiembre en el que al edificio le salió un pretendiente, la Cooperativa Agropal. Esta ha adquirido el inmueble por 188.500 euros al mismo tiempo que también se hicieron con el palentino de Carrión de los Condes por algo más de 100.000 euros. El otro de León que salió ese mismo día a subasta fue el de Santas Martas, pero no corrió tan buena suerte para él. Con esta nueva propiedad del silo de Valencia de Don Juan este vuelve al agro, al sector para el que fue concebido en 1962, año en el que entró en servicio tras ser construido por el Servicio Nacional del Trigo.

Este fue uno de los de mayor tamaño de los once silos que llegaron a construirse en la provincia de León, con capacidad para 4.700 toneladas siendo denominado de tipo E como también lo fueron los de La Bañeza, Sahagún y Valdearcos. «La maquinaria para la selección del grano se compró a la casa IMAD (Industrias Mecano Agrícolas Domingómez) de Valencia ‘del Cid’, máquinas que todavía existen en el silo y son susceptibles de seguir prestando servicio», según detalla el historiador y concejal de Cultural del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan. En su Tesis Doctoral el actual edil coyantino cuenta además que hasta su jubilación, el encargado del silo de fue Germán Casado Santos, funcionario con categoría de jefe de almacén de primera fijo y destaca su posición «estratégica» en un solar entre la carretera de Santas Martas y la línea de vía estrecha del Tren Burra para facilitar la carga y descarga del cereal. Revilla se congratula de que tras la venta del silo este vaya a seguir conservando la función original para la que fue diseñado y recuerda además que figura protegido en el PGOU de Valencia de Don Juan con lo cual no puede ser estructuralmente modificado sin los oportunos permisos.

El silo coyantino fue uno de los 11 que se construyeron en León y tiene capacidad para 4.700 toneladas de cerealEl Ayuntamiento de Valencia de Don Juan venía utilizando el silo de la localidad como almacén de maquinaria y de materiales de obra desde el 29 mayo 2017, cuando en sesión plenaria aceptó el uso del silo en precario en las condiciones ofrecidas por el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, en tanto se sustanciaba la posible enajenación del mismo. «Esto supondrá que la adjudicataria en la subasta pública del silo no solo podrá darle una segunda vida al inmueble sino que también implicará nuevas acciones de conservación y mantenimiento que garantizarán un perfecto estado de conservación a futuro», reconocen desde el Consistorio. Este recibió hace quince días una carta del Ministerio de Agricultura invitando a entregar el 3 de noviembre las llaves del mismo a la Subdelegación del Gobierno. Ahora la Sociedad Cooperativa Agropal devolverá el silo al agro, a una vida dedicada al campo, puesto que se trata de un grupo dedicado a prestar servicios a sus socios ocios agricultores y ganaderos. Este grupo remonta los inicios de su historia a los años 70 del siglo pasado. Desde entonces no ha dejado de crecer con la adhesión de otras cooperativas ampliando así los servicios que prestan hasta el punto de que ya son más de una docena las cooperativas que se han integrado en Agropal Grupo Alimentario. Este ha conseguido multiplicar por siete su facturación en los últimos diez años y da trabajo a más de 300 personas, según explican en su página web.
Volver arriba
Newsletter