Publicidad
El semáforo de los alimentos

El semáforo de los alimentos

OPINIóN IR

01/03/2021 A A
Imprimir
El semáforo de los alimentos
Que no se ven las cosas de la misma manera en los despachos «de allí arriba» que en la calle o en el día a día de un trabajador no es ninguna novedad. Y tampoco es nada nuevo venir a contarle que suele pasar que donde se decide sobre algún tema no siempre se tiene demasiada idea sobre lo que se dispone. Por eso, al final, pasa lo que pasa.

Esto me lo explicaba de manera muy gráfica y campechana un conocido que trabaja en una empresa de alimentación muy conocida a nivel nacional con un edificio de cinco plantas donde es tan literal como incuestionable el hecho de que a medida de que se van subiendo escaleras –o pisos si se opta por el ascensor– va creciendo el rango de quienes trabajan en ellas. A veces también crecen la imbecilidad o la capacidad para escaquearse y delegar y siempre van subiendo los números de la nómina.

A nivel de calle y en el sótano están la fábrica y los almacenes y en el primer piso comienzan los laboratorios, oficinas y despachos. Hasta llegar al quinto, un ático con un gran despacho que ahora ocupa un elemento que, o mucho me equivoco, o se carga en poco tiempo setenta años de actividad, de imagen y de marca con cierto prestigio. Entre otras cosas que no vienen a cuento, será por aquello de no ser capaz de bajar a los pisos de abajo a ver cómo se hacen las cosas y preferir decidir a golpe de impulso, sin demasiada idea, algo de maldad y una ambición de dudosa fiabilidad.

Es lo mismo que ocurre con el nuevo ‘Nutriscore’ para el que el kétchup o una Coca Cola sin azúcar pero con edulcorantes, que suelen ser peores que la sustancia procedente de la remolacha, son «mejores» que la Cecina de León, el jamón ibérico o el aceite de oliva virgen extra nacional. Según el semáforo nutricional que pretende imponer el Ministerio de Consumo para una nueva normativa del etiquetado de alimentos utilizando un algoritmo sin bajar al terreno, no se extrañe que dentro de unos años España haya pasado de ser el principal productor de aceite de oliva a tener escasez del denominado ‘oro líquido’. Qué mala casualidad, que sea exactamente lo que pasó en Venezuela con el petróleo desde que... En fin.
Volver arriba
Newsletter