Publicidad
El roquero rojo

El roquero rojo

LNC VERANO IR

El macho de roquero rojo tiene un plumaje espectacular. | JAVIER VALLADARES Ampliar imagen El macho de roquero rojo tiene un plumaje espectacular. | JAVIER VALLADARES
Javier Valladares | 15/07/2020 A A
Imprimir
El roquero rojo
Naturaleza Su carácter esquivo y las zonas de media y alta montaña donde habita, hacen que sea difícil de observarlo
Nuestra provincia es una de las mas montañosas de la península, con ambientes y entornos de alta y media montaña. En ese hábitat tan especifico es donde se encuentran las denominadas aves subalpinas.

En los valles con pastos subalpinos y en sus laderas habita una avifauna muy interesante. Hoy me voy a centrar en una especie en concreto, el roquero rojo.

El roquero rojo es una de las aves mas vistosas de la península. El colorido de su plumaje es simplemente espectacular. Sin embargo su carácter esquivo y las zonas de media y alta montaña donde habita, hacen que sea difícil de observarlo.

Con una gran predilección por las zonas rocosas, de ahí su nombre, este ave migratoria suele nidificar en paredes rocosas aunque también se le puede ver en muros de piedra de ruinas de gran tamaño. Por citar un ejemplo, le he podido observar en el muro del pantano de Barrios de Luna.

Los machos de roquero rojo lucen un plumaje estival muy vistoso con el vientre y la cola de un color rojo intenso, y el resto del cuerpo de un gris azulado. En su espalda luce una llamativa mancha blanca. Las hembras son mucho menos vistosas, con cola anaranjada pero el resto de cuerpo de color pardo y moteado.

Son aves mayoritariamente insectívoras, aunque también puede complementar su dieta con algún pequeño fruto carnoso.

Para realizar las fotos que acompañan a este reportaje me puse en contacto de nuevo con Aveshide de Crémenes. En dos salidas con ellos pude fotografiar a placer hasta tres ejemplares diferentes, dos machos y una hembra. El valle elegido por Bernard Canal Rubio para fotografiar esta especie se encuentra en la Montaña de Riaño. Allí entre la vegetación típicamente subalpina con zonas mixtas de matorral bajo, rocas y pastos, pueden verse además de Roqueros rojos una multitud de aves como Bisbitas, Collalbas, Escribanos… pero esos les dejo para la siguiente entrega. La altitud donde están tomas las fotos ronda los 2.000 metros, y las vistas son simplemente espectaculares.

Los pastos subalpinos así como otros ecosistemas de montaña se encuentran entre los ecosistemas más frágiles del planeta debido a los cambios de uso del suelo y a los cambios se están produciendo como consecuencia del calentamiento paulatino del clima global, por lo que deberíamos de hacer lo posible por conservarlos con la fauna que allí habita.
Volver arriba
Newsletter