Publicidad
El recuerdo artístico de la Lámpara de los Sueños que nunca se encendió

El recuerdo artístico de la Lámpara de los Sueños que nunca se encendió

EL BIERZO IR

El artista con la maqueta de la Lámpara de los Sueños que se ha quedado para el recuerdo en su estudio. | MAR IGLESIAS Ampliar imagen El artista con la maqueta de la Lámpara de los Sueños que se ha quedado para el recuerdo en su estudio. | MAR IGLESIAS
Mar Iglesias | 10/05/2021 A A
Imprimir
El recuerdo artístico de la Lámpara de los Sueños que nunca se encendió
Sociedad En 2010 se esperaba que se inician las obras de un edificio de 90 metros de altura que pretendía homenajear a la minería y que supondría un coste de 15 millones/ Ese proyecto nunca se realizó pero Nogueira guarda su maqueta entre sus obras no resueltas
La minería y el arte era una apuesta que hace una década tenía nombre y un presupuesto millonario. La Lámpara de los Sueños apodaba a un gran proyecto que pretendía ser un inmenso monumento de homenaje a los mineros en Torre del Bierzo.

En enero de 2010, tras dos años de tramitaciones, debía comenzarse a realizar ese original edificio cuya maqueta se ha quedado en el recuerdo del estudio del artista villafranquino Arturo Nogueira. Ahora recuerda la ilusión con la que se implicó en un proyecto por el que no recibió nada, ni siquiera para costear los trabajos previos. Todo quedó dormido, olvidado, hasta dejarlo de lado.

Era una gran idea de la Fundación Cultura Minera que se quedó precisamente sin iluminar esos sueños. Reconocía en aquel momento el presidente de la Fundación, Manuel Lamelas, que el proyecto había tenido que superar numerosas trabas y la lucha parecía haber dado sus frutos.

El edificio pretendía ser un referente en toda la comarca, con 90 metros de altura y ubicado en el Alto de la Rueda.

Casi 15 millones
se pensaba invertir en él, con una primera fase de tres millones aportados por los Fondos del Plan de Carbón 2006-2012. Y el proyecto estaba bastante definido, incluso con lo que llevaría en su interior ese edificio con una estructura de lámpara minera complicada y original. Contaría con un salón de actos para 1.500 invitados y una colección de fósiles de la zona.

Pero las numerosas crisis, el anunciado fin minero…hicieron que ahora esa lámpara sea un recuerdo que casi solo Nogueira mantiene. En su estudio, veinte bustos de mineros que pasaron por él para quedarse para siempre en ese monumento. No pasaron de ser escayola inicial y en ellos se ven los rostros que iban a recibir el aplauso berciano en un monumento único. Nogueira lamenta que “el arte y lo que cuesta no se tiene en cuenta en estos proyectos millonarios”. De hecho cuenta con otros muchos que tampoco salieron adelante o que jamás fueron adquiridos finalmente.

Al final, la Fundación Cultura Minera no dejó de lado su intención de homenajear a sus mineros y a la vida dentro del pozo y recondujo el proyecto con la recuperación de la Mina de Oro en Torre del Bierzo.

La Fundación Cultura Minera creó un proyecto llamado Memoria Viva en Torre del Bierzo con varios ejes, un museo para exponer diversa documentación ligada a la historia de la minería, la recuperación de esa Mina de Oro, con 45 metros visitables y una exposición permanente de maquinaria procedente de antiguas explotaciones en las viejas naves del Grupo Viloria.

Con esa muestra ha recuperado 120 años de historia y sacado del olvido un pozo tras 30 años en el olvido. Un proyecto en el que buscó la colaboración empresarial, lo que hizo que su coste final fuera muy bajo. Todo el material expuesto proviene de empresas del propio Grupo Viloria, Victorino Alonso, Cholo, Chachero o la familia de Virgilio Riesco.
Volver arriba
Newsletter