Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
PSOE-UPL definen las líneas del nuevo gobierno coaligado en la Diputación de León

PSOE-UPL definen las líneas del nuevo gobierno coaligado en la Diputación de León

ACTUALIDAD IR

Un momento del pleno celebrado este miércoles en la Diputación de León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Un momento del pleno celebrado este miércoles en la Diputación de León. | SAÚL ARÉN
D.L.M. | 14/08/2019 A A
Imprimir
PSOE-UPL definen las líneas del nuevo gobierno coaligado en la Diputación de León
Política El PP critica la distribución del personal eventual y las retribuciones, que consideran mayores, mientras que el PSOE afirma haber recortado un 17%
La Corporación Provincial celebró este miércoles el pleno de organización con el que el nuevo gobierno del PSOE-UPL echa a andar. En la sesión se aprobó el reparto de tareas entre los diversos integrantes del equipo, la delegación de competencias del pleno en la Junta de Gobierno, el reparto del personal eventual entre los grupos, las retribuciones o los representantes en los órganos colegiados, entre otras cuestiones.

El primer pleno de organización con PSOE-UPL en el Gobierno después de 24 años del Partido Popular (PP) al frente de la institución provincial dejó momentos de tensión, plasmados en la abstención del grupo popular en varios de los puntos del orden del día.

Desde el primer momento, el presidente, Eduardo Morán, reiteró que se trabaja con un «planteamiento inicial» que se puede ir corrigiendo. Y desde el PP reclamaron numerosas correcciones. Juan Martínez Majo, ahora como portavoz de la oposición, ejerció como tal para reclamar más dedicaciones exclusivas para su grupo, tienen dos, más personal eventual, contará con cuatro personas, o la presidencia de la Comisión Especial de Cuentas, que esa sí, se la concedió Morán bajo el nombre de la persona que elija, en base a la tradición que impera en el Palacio de los Guzmanes.

Con la propuesta del equipo de gobierno y pese a las críticas de la oposición, el presidente tendrá una retribución bruta anual de 79.793,08 euros y los grupos repartirán siete dedicaciones para el PSOE y dos para el PP, a razón de 51.865,50 euros. El vicepresidente Matías Llorente contará con una dedicación parcial al 72%, que supone 57.851 euros, mientras que el diputado de Infraestructuras y Parque Móvil, Alberto Arias, tendrá una dedicación del 90% con 46.678,95 euros.

No obstante, la percepción de las retribuciones de los corporativos con dedicaciones exclusivas es incompatible con cualquier otra retribución por asistencia a órganos colegiados.
Además, se establecen retribuciones de 372 euros por asistencia de los integrantes de las Corporación Provincial al pleno y otros 372 por asistencia a la Junta de Gobierno. La asistencia a las sesiones del Consejo de Instituto Leonés de Cultura (ILC) —integrados por el presidente, el vicepresidente de cultura, y cinco vocales, uno de ellos el diputado ‘popular’ Miguel Ángel Fernández— se remunerará con 290 euros.

Además, se han aprobado otras compensaciones derivadas de la actividad de los diputados como son los kilometrajes o los gastos de viajes y se ha establecido la aportación para los gastos de los grupos políticos: 600 euros por grupo y 235 euros por diputado.

En cuanto, al personal eventual, el PSOE dispondrá de 13 trabajadores, el PP de cuatro y UPL y Ciudadanos (Cs) de uno cada uno.

El reparto provocó un fuerte debate entre el equipo de gobierno y la oposición. Los números son «tozudos han asegurado unos y otros». El PP para asegurar que este nuevo esquema encarece entre 20.000 y 25.000 euros el coste de la Corporación y los cargos de confianza y el PSOE para justificar que se abarata un 17%.

Para la Junta de Gobierno

Otro de los puntos que generó controversia es la delegación de funciones del pleno en la Junta de Gobierno. Entre las atribuciones más polémicas, Majo criticó la cesión de la capacidad para aprobar subvenciones con efecto plurianual de hasta 500.000 euros o el reconocimiento extrajudicial de crédito para las facturas no contempladas nominalmente en el presupuesto, que hasta la fecha ha sido debatido en el pleno, con mucha intensidad en algunas ocasiones. «No decimos que no sea legal, pero sí excesivo y por ello nos vamos abstener», ha concluido Majo.

Con todo ello se desarrolló el pleno de organización de la nueva era socialista en el Diputación, en la que no estuvo presente la representante de Ciudadanos (Cs), Gemma Villarroel, la única diputada proveniente de un ayuntamiento de 20.000 habitantes, en este caso, el de la capital.



Las áreas del equipo de gobierno quedan designadas del siguiente modo:

Eduardo Morán Pacios: Presidente.

Matías Llorente Liébana: Vicepresidente primero, Cooperación, Asistencia a Municipios (SAM) y Productos de León.

Nicanor Sen Vélez: Vicepresidente segundo, portavoz del Grupo Socialista y Turismo.

Alider Presa Iglesias: Vicepresidente tercero (para El Bierzo) y Transición Ecológica.

Carolina López Arias: Vicepresidenta cuarta, Derechos Sociales y Territorio Sostenible.

Santiago Dorado Cañón: Presidente de Gersul y Hacienda.

Ana María Arias González: Viceportavoz del Grupo Socialista y Recursos Humanos.

Pablo López Presa: Vicepresidente del Instituto Leonés de Cultura (ILC), Cultura, Arte y Patrimonio.

Marcelo Alonso Pérez:  Protección Civil y Servicio Provincial de Extinción de Incendios (Sepeis).

José Pellitero Álvarez: Contratación y Desarrollo Económico.

José Alberto Arias González: Infraestructuras y Parque Móvil.

Susana Folla Abad: Deportes y Juventud.

María Avelina Vidal García: Desarrollo Rural.
Volver arriba
Newsletter