Publicidad
El pregón

El pregón

OPINIóN IR

16/06/2021 A A
Imprimir
El pregón
Supongo que, un día como hoy, en pleno mes de junio, no esperarías que habláramos de Semana Santa; aunque tampoco creo que te resulte demasiado extraño… Al fin y al cabo, sabes bien que aquí se vive con intensidad todo el año; sin ir más lejos, LNC Cofrade –el suplemento de este periódico sobre nuestra celebración pasional– se ha estado publicando hasta no hace tanto…

Pero, en esta ocasión, no hablaremos del día a día semanasantero… aunque no faltarían temas, créeme; ni siquiera haremos balance de este ‘curso cofrade’ que, de alguna manera, concluía el pasado domingo con el Corpus Chico. Hoy nos centraremos en el pregón… Sí, sí; en el pregón de la Semana Santa de León…

Si recuerdas, este año fui yo quien, el 20 de marzo, tuvo el privilegio de subirse al atril del Auditorio en una jornada fuertemente condicionada por la covid-19: aforo, distancia interpersonal, mascarillas… Y, entre otras medidas, se optó por no repartir –como es habitual– la edición impresa del pregón al finalizar el acto.

Pues bien, más de dos meses y medio después, y tras haber mejorado la coyuntura sanitaria, la Junta Mayor decidió distribuirlo el jueves pasado en el Museo de Semana Santa. Incluso se anunció mi presencia, por si alguien –así lo dijeron– lo quería dedicado. Y, desde luego, se superaron todas las expectativas… ¡Allí estuve una hora más de lo previsto!

Numerosos papones, varios seises, algunos abades y hasta un pregonero hicieron cola –algunos, durante una hora– para que se lo firmara. Por allí pasaron amigos, conocidos… y un montón de gente que no me sonaba ni de vista; incluso tuve ocasión de dedicar un ejemplar al obispo. Y eso que no fueron pocos los que no pudieron acercarse o se tuvieron que ir; no te imaginas la gran cantidad de llamadas y de ‘wasaps’ que he recibido… Haré todo lo posible para que nadie que tenga interés se quede sin él; pero, mientras tanto, ya está colgado en la página web de la Junta Mayor.

Me siento abrumado. No sé qué decir, salvo: «¡Muchísimas gracias!».
Volver arriba
Newsletter