Publicidad
El plan autonómico de automoción

El plan autonómico de automoción

OPINIóN IR

22/09/2022 A A
Imprimir
El plan autonómico de automoción
La Autonomía de Castilla y León va a reunir la mesa de seguimiento de la automoción. Esta mesa articula un plan basado en la colaboración de la Junta con FACYL, que es la Federación de Automoción de Castilla y León. Ambos van de la mano para liderar el PERTE de automoción, dotado con 4.300 millones de euros de los fondos europeos Next Generation EU. Los PERTE son Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica. La Junta de Castilla y León considera un pilar central de la política autonómica el desarrollo y transformación del sector de automoción. El resto de sectores quedan por detrás.

El sector de automoción en esta autonomía se centra en Valladolid, Palencia, Burgos, Ávila y Soria, con creciente incidencia en Segovia. En Zamora y Salamanca no hay industria de automoción. En León solo existe una PYME dedicada a la inyección de plásticos. Por lo tanto, la acción que ocupa el núcleo de la política industrial autonómica es por y para Castilla. Es absurdo que se hable de Castilla y León, porque León carece de esta actividad.

Tras este pilar estratégico de la Junta no hay más. León queda así excluido de la política industrial de la Junta. La autonomía se postula haciendo referencia a León, pero es una falsedad. León no recibirá ni un euro del PERTE industrial. El equilibrio territorial que viene establecido como requisito en la Constitución y en el Estatuto se incumple una vez tras otra.

Que la propia ministra Reyes Maroto, de Valladolid, apoye el PERTE de automoción y además considere un ‘proyecto de país’ también el parque agroalimentario de su ciudad da una idea de la despreocupación por nivelar el desarrollo territorial. Uno de los pilares de la industria de la Región Leonesa es la elaboración de alimentos, con gran diversificación y altas producciones repartidas entre un tejido industrial que abarca gran parte del territorio.

Por el contrario, en Castilla existen productores industriales multinacionales, predominio del monocultivo y escasa diversidad de la producción final. La producción castellana se caracteriza por grandes volúmenes de unos pocos productos. La leonesa por muchos productos y volúmenes que varían entre grandes y pequeños. En consecuencia, la Región Leonesa necesita varios parques agroalimentarios sobre los que agrupar producción, así como reunir a proveedores, productores y clientes. León requiere un PERTE agroalimentario para un sector intensivo en consumos de agua y energía.

Con una Autonomía Leonesa estaría resuelto. La desatención no se escondería tras llamarle a todo ‘de Castilla y León’: la mentira más grande de la Historia de España contemporánea.
Volver arriba

Newsletter