Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El PIB de León crecerá un 2,3 % en 2019

El PIB de León crecerá un 2,3 % en 2019

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 19/07/2019 A A
Imprimir
El PIB de León crecerá un 2,3 % en 2019
Economía Las provincias que más crecen en Castilla y León son Valladolid, Salamanca y Segovia
El Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad crecerá en 2019 un 2,2 por ciento, que en el caso de León será del 2,3 %, con aumentos en todos los sectores excepto en el agrario, en el que se prevé un retroceso del 0,9 por ciento. En el resto de actividades económicas se esperan repuntes comprendidos entre el 0,8 por ciento en la industria y el 2,8 por ciento del sector servicios, según el informe ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ relativas al primer trimestre del año de Unicaja Banco, que este jueves presentaron Felisa Becerra de Analistas Económicos de Andalucía, el servicio de estudios de la entidad y la directora del área de esta provincia, Macarena García. Desde la perspectiva de la demanda, se prevé que el consumo de los hogares crezca un 2,3 por ciento, ralentizándose también el crecimiento de la inversión, si bien registrando un incremento del 3,2 por ciento. Por su parte, el crecimiento del gasto en consumo de las administraciones públicas se situaría en el 1,4 por ciento.

Felisa Becerra explicó que en 2018 el sector primario evolucionó en tasas superiores al diez por ciento, en concreto, la agricultura, ganadería y silvicultura creció un 12,1, pero este año se producirá un descenso. En el primer trimestre de 2019 se registró un descenso del 2,6 por ciento debido a las bajadas registradas de las producciones agrícolas y ganaderas. «En cuanto al sector industrial creció un uno por ciento en el primer trimestre de 2019, venía de caer a finales de 2018 un 0,1 por ciento. El aumento se debe, sobre todo, al crecimiento de las grandes manufactureras que aumentaron un 3,3 por ciento, una mejora que se observa en todas las ramas, incluyendo alimentación y bebidas», remarcó. Asimismo, señaló que en el sector de la construcción se prevé, según los visados de obras, un impulso y crecimiento en la edificación residencial y no residencial, y agregó que el número de compra-ventas (sector inmobiliario) siguió creciendo a un ritmo mayor que en España y el precio de la vivienda libre tasada creció un 0,4 por ciento en términos interanuales, un crecimiento que no se producía desde 2016. «Con respecto al sector servicios es en el que se más se aprecia el repunte (3,3 por ciento)», apostilló.

Por lo que respecta a las principales variables relativas al mercado de trabajo, para el conjunto de 2019 se estima un crecimiento de la ocupación del 1,4 por ciento. Por sectores, los incrementos se situarían entre el 0,3 por ciento, de la industria, y el 1,8 por ciento de los servicios. El número de parados disminuirá una 15,6 por ciento, reduciéndose la tasa de paro en 1,8 puntos porcentuales en el promedio del año, hasta situarse en el 10,3 por ciento (13,7 por ciento en España).

Coyuntura Castilla y León


En el primer trimestre de 2019, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León creció un 0,9 por ciento en términos intertrimestrales, situándose la tasa de variación interanual en el 2,6 por ciento, 0,1 por ciento puntos porcentuales superior a la registrada en el cuarto trimestre de 2018 y por encima de la media nacional. Atendiendo a su composición, la aportación de la demanda interna fue de 3,1 puntos porcentuales (2,4 puntos porcentuales en el trimestre anterior), sustentada en el crecimiento de la inversión, del 3,7 por ciento, y del consumo, tanto de la administración pública como de los hogares, del 2,9 por ciento y 2,7 por ciento, respectivamente. La contribución del sector exterior fue negativa, de 0,6 por ciento, debido al mayor descenso de las exportaciones (0,7 por ciento) que de las importaciones (-0,1 por ciento).

Felisa Becerra detalló que, desde la perspectiva de la oferta, tanto en la construcción como los servicios crecieron en tasas superiores al tres por ciento (3,4 por ciento y 3,3 por ciento, respectivamente, en tanto que la industria registró un crecimiento del uno por ciento. En lo que respecta al mercado de trabajo, según la Encuesta de Población Activa, en el primer trimestre del año, el número de ocupados creció en términos interanuales un 0,7 por ciento (2,6 por ciento en el trimestre previo), debido, sobre todo, al incremento de la ocupación en el sector servicios (2,7 por ciento), seguido del sector agrario (1,2 por ciento). Por otro lado, la población activa disminuyó un uno por ciento, reduciéndose el número de parados un 11,7 por ciento. La tasa de paro se situó en el 12.4 por ciento (14,7 en España), 1,5 puntos porcentuales por debajo de la registrada un año antes.

Felisa Becerra avanzó que previsiblemente la economía crecerá en el segundo trimestre del año en Castilla y León, de forma más moderada que en el primero, pero aún así, destacó, «en todas las provincias se registrarán crecimientos». Las estimaciones del Indicador Sintético de Actividad arrojaron que en el primer trimestre de 2019, todas las provincias registraron aumentos, superior al del conjunto regional en el caso de las de Salamanca (2,9 por ciento), Valladolid (2,9 por ciento) y Segovia (2,8 por ciento) si bien, añadió Felisa Becerra, «no son estrictamente comparables». «En Soria y León el crecimiento fue similar al del conjunto de Castilla y León». Las previsiones para 2019 apunta a que de nuevo Valladolid (2,6 por ciento), Salamanca (2,5 por ciento), Segovia (2,3 por ciento) y León (2,3 por ciento) serán las provincias que registren mayores crecimientos. Por su parte, Soria podría crecer en torno a la media regional (2,2 por ciento).
Volver arriba
Newsletter