Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
'El patatero': "A lo mejor hay que cavar en algún lado para que salga agua a punta pala"

'El patatero': "A lo mejor hay que cavar en algún lado para que salga agua a punta pala"

ENREDADERA IR

Obras de integración del AVE en la capital leonesa. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Obras de integración del AVE en la capital leonesa. | MAURICIO PEÑA
D.L.M. | 07/08/2018 A A
Imprimir
'El patatero': "A lo mejor hay que cavar en algún lado para que salga agua a punta pala"
Sumario Ángel Luis García buscaba obras complementarias con daños provocados
El catálogo de ilícitos para con la Administración pública que recoge el sumario de la Operación Enredadera incluye malas artes de todo tipo y en todos los terrenos, desde la moqueta, con presiones a cargos públicos para conseguir información privilegiada, hasta el barro, provocando daños no previstos en los proyectos de obras para presentar una "complementaria" y ganar más dinero. Así lo reconoce el empresario Ángel Luis García, alias ‘el patatero’, en una conversación sobre las obras de la integración del AVE en León interceptada por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) del Cuerpo de Policía Nacional.

El propietario de la constructora Agema, actualmente en prisión provisional por su presunta participación en la trama de amaño de contratos, indica en una llamada de un empleado de otra constructora una finca en la que la contrata se puede "encontrar con muchísima agua y, a lo mejor, te haces una complementaria y ganas dinero". Es preciso matizar, que por complementaria, Ángel Luis García se refiere a obras que que no figuran en el proyecto inicial pero que por circunstancia imprevistas es necesario acometer para salvar la ejecución del proyecto.

Generalmente, estas actuaciones imprevistas se pueden contratar por procedimientos sin publicidad y suponen un sobrecoste para el licitador.
En la referida llamada, de julio del pasado año, Ángel Luis García, menciona a un amigo suyo que tiene "una finca para echar toda la mierda" –se entiende que los materiales de deshecho generados en la obra–, que además "tiene camiones bañera". ‘El patatero’ explica a su interlocutor que "a lo mejor hay que cavar en algún lado para que salga agua a punta pala..." . El siguiente paso, según el empresario, sería llamar a Diputación –que en principio no guarda relación con la obra– para informar de que "está todo inundado, habrá que meter aquí no sé cuantas bañeras" y que "habrá que poner el doble de dinero». En la conversación, el interlocutor de Ángel Luis García parece dudar: "las cosas no son tan fáciles, ya te lo digo yo", responde. Sin embargo, ‘el patatero’ insiste «ahí os podéis encontrar en Trobajo una zona con mucha agua".

Si encuentras allí agua y tú dices ‘picar aquí’ y, me cago en la leche, empieza a salir agua, agua, agua, ahí...Tras colgar, el constructor realiza otra llamada a un colega al que, tras hablar de diversos asuntos, deja claro que "lo más importante es lo del agua de la finca", según se recoge en el oficio policial remitido al juzgado por los investigadores. "Si encuentras allí agua y tú dices ‘picar aquí’ y, me cago en la leche, empieza a salir agua, agua, auga, ahí...", avanza el empresario, "nos hinchamos todos", concluye.

Al parecer, según se desprende del resumen recogido en el sumario de la causa que ha llevado al ‘patatero’ a prisión, este tipo de prácticas permitirían "salvar" obras y "ganar dinero" en contratos con la Administración pública.

No obstante, la construcción es uno de los sectores en los que tanto Ángel Luis García como José Luis Ulibarri, también en prisión provisional, habrían desarrollado buena parte de su actividad delictiva. Ambos son propietarios de constructoras responsables de múltiples obras en la provincia para organizaciones e instituciones de toda índole y tamaño. Entre los contratos en los que se fijó la trama que investiga la Udef figuran trabajos que van desde las redes de saneamiento hasta las instalaciones de ocio como parques infantiles o piscinas o la construcción de parques de bomberos.
Volver arriba
Newsletter