El pan de la fiesta y la tradición en Cacabelos

El pan de la fiesta y la tradición en Cacabelos

EL BIERZO IR

El párroco, Jesús Álvarez, sale de la iglesia a bendecir los panes de Las Candelas. | D.M. Ampliar imagen El párroco, Jesús Álvarez, sale de la iglesia a bendecir los panes de Las Candelas. | D.M.
D.M. | 02/02/2020 A A
Imprimir
El pan de la fiesta y la tradición en Cacabelos
Sociedad La villa del Cúa celebró su fiesta de Las Candelas con multitud de fieles en la bendición
El día, domingo y el tiempo, templado y agradable, hizo que la celebración de Las Candelas en Cacabelos fuera este año mucho más multitudinaria que de costumbre, aunque es siempre una fiesta con gran devoción y tradición.

Los vecinos de Cacabelos, como cada día 2 de febrero, acudieron al Santuario de la Quinta Angustia con sus panes espaciales del día de las Candelas para el que párroco don Jesús bendiga el alimento. «Antiguamente, cuando acababa la bendición y la misa, nos íbamos a casa a coger un chorizo de la matanza y comíamos el pan bendito con el chorizo. Ahora muchos lo comen con chocolate», explica Marisa, una vecina del entorno e Cacabelos que siempre que puede, acude al acto.

Un día muy especial también para las panaderías, que preparan desde hace días el pan ‘bregao’ especial de las Candelas. La panadería antiguamente llamada Imperial Saturnino Rodríguez, en el centro de la villa «ya hacía estos panes en 1922, cuando la fundaron mis abuelos», explica Félix, actual regente del negocio, que ahora lleva el nombre de Panadería Pilar, en honor a su madre, que fue quien la heredó de sus abuelos. «Estos días tiene que ayudar toda la familia, porque es mucho trabajo», explica. En unos días han fabricado más de 2.500 piezas de pan ‘cuatrocuernos’, ‘tahona’, palomitas, trenzas, peces y muchas formas más, unas tradicionales y otras innovadoras. Es la única ocasión en el año que ponen en marcha su antigua bregadora, una máquina de rodillos que estira y da elasticidad a esta masa de pan tan especial

Las Candelas se convirtió en toda una fiesta con el pan como protagonista. Quien no haya podido disfrutarla, tiene otra oportunidad de acudir a la bendición que don Jesús celebra de nuevo el domingo en el monasterio de Santa María de Carracedo.


Volver arriba
Newsletter