Publicidad
El obispo bendice las instalaciones de la Fundación Cultura Minera

El obispo bendice las instalaciones de la Fundación Cultura Minera

EL BIERZO IR

La mina del oro es uno de los elementos recuperados más notables. Ampliar imagen La mina del oro es uno de los elementos recuperados más notables.
M.I. | 14/04/2022 A A
Imprimir
El obispo bendice las instalaciones de la Fundación Cultura Minera
Sociedad Aunque lleva tres años caminando, será ahora, tras la pandemia, cuando pueda realizar su acto oficial de apertura
La Fundación Cultura Minera, con sede en Torre del Bierzo, recibirá la visita del obispo de Astorga, Jesús  Fernández, para proceder a la bendición de las instalaciones que se abren a la visita de público. Los actos se iniciarán a las 12 de la mañana, del próximo martes, comenzando en el edificio sede de la Fundación que acoge la exposición “Memoria Minera”. Posteriormente se repetirá la bendición en las naves y la Mina del Oro.

Al acto están invitados los alcaldes de los municipios adheridos a la Fundación y otras autoridades.

Fundación Cultura Minera inició este proyecto en 2019 como el germen de una idea turística para el Bierzo Alto, aprovechando su pasado minero. De ese modo arrancó con la puesta en marcha de la actuación "Memoria de Torre", como homenaje a lo que ha dejado el carbón en la cuenca, del que vivieron varias generaciones y que aún se echa de menos.

El proyecto se mueve desde un museo, que se encuentra en el edificio cedido por la familia Viloria para su uso como museo-exposición. En él se puede encontrar una recopilación de fotografías, datos y documentos, a la que se suma una muestra de maquinaria tradicional minera e incluso vehículos antiguos. A la muestra se suman las antiguas naves del grupo Viloria que también han sido cedidas para esta muestra, con las herramientas para la extracción y un punto  a parte merece la llamada "mina del oro", que recrea el trabajo minero y en cuyo interior se han grabado ya algunos programas televisivos.

El proyecto ha ido creciendo y han sido muchos los ayuntamientos de la zona, más de una docena, los que se han sumado a él para hacerlo crecer y caminar de la mano en la recuperación de más espacios mineros para el turismo. Pero hasta el momento no había sido inaugurado a la espera de que la pandemia permitiera un gran acto desde el que compartir el aplauso de todos a esta iniciativa de recuperación.

Pero además, en estos años, la Fundación no ha dejado de reconocer el trabajo de los que han dejado sus manos dentro de la mina. Así, en diciembre del año pasado, decidía entregar  su primer ‘Galardón Memoria Minera’ a la Comunidad Caboverdiana en el Bierzo, como colectivo con un destacado papel en la historia minera del Bierzo, después de un tiempo de estudio y recogida de documentación que se ha llevado a cabo desde esta institución que preside Manuel Lamelas Viloria.

«Se ha podido comprobar que son muchas las personas, asociaciones o instituciones que han desempeñado un papel relevante en distintas áreas de la vida social, económica y cultural del último siglo vinculado a la extracción de mineral. Se trata de un esfuerzo y trabajo que normalmente pasan desapercibidos y que consideramos deben tener un reconocimiento social», explicaba la Fundación, justificando este reconocimiento. Una comunidad «caracterizada por una impecable integración social, una destacada aportación cultural y fundamentalmente por arraigar en el Bierzo siendo la comunidad extranjera que, a pesar de jubilaciones o prejubilaciones, se mantienen como vecinos de la comarca siendo, cada uno de ellos, un berciano más».

Pero también ha querido entregar un galardón más íntimo y local, el premio "Torrelano del año", con el que ha querido aplaudir el trabajo de personas individuales por los demás en las zonas mineras.  El primer galardón fue entregado a Luis Martín Martínez, a punto de que cumpliera 92 años. Nacido en Asturias llegó a Torre con dos años y nunca se fue.  Sus vecinos reconocen su prestancia al estar siempre al servicio de los demás, algo por lo que recibió una placa distinguiendo esas cualidades. 

Ahora el aplauso le toca  al propia Fundación que se echa a andar oficialmente tras este acto de bendición y apertura.
Volver arriba
Newsletter