Publicidad
El Musac ya transita hacia la ‘nueva normalidad’

El Musac ya transita hacia la ‘nueva normalidad’

CULTURAS IR

Joaquín Revuelta | 29/05/2020 A A
Imprimir
El Musac ya transita hacia la ‘nueva normalidad’
Arte contemporáneo El centro de arte contemporáneo reabrió este viernes sus puertas al público de manera gratuita, limitación de aforo y con todas las medidas sanitarias en marcha.
El Musac, al igual que el resto de museos dependientes de la Junta de Castilla y León que en la provincia leonesa también incluye el Museo de León y el MSM de Sabero, retomó este viernes su actividad expositiva que permite después de dos meses y medio la visita presencial a la exposición conmemorativa del 15 aniversario ‘Cinco itinerarios con un punto de vista’, que se prorrogará a lo largo de los meses de junio, julio, agosto y septiembre, según confirmó a este periódico el director del centro, Manuel Olveira.

El acceso al museo es gratuito mientras dure las distintas fases de la desescalada, en horario de miércoles a viernes de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 15:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas. El museo ha adoptado medidas que incluyen la reducción del aforo a un tercio, la higienización y desinfección frecuente de las instalaciones, el establecimiento de recorridos para garantizar la distancia interpersonal de dos metros, la instalación de paneles de metacrilato en la taquilla, así como la presencia de geles hidroalcohólicos en diferentes zonas del centro.

El Musac ha retirado auriculares y todo tipo de elementos de uso táctil como los folletos de sala, que podrán descargarse no obstante en los dispositivos móviles de los visitantes a través de códigos QR situados en las salas.

El museo ha instalado asimismo elementos gráficos tanto en la entrada como en las zonas comunes que recuerdan la normativa durante la visita, que incluye el uso obligatorio de mascarilla, el respeto al distanciamiento personal de dos metros, o la obligatoriedad de visita individual o por unidad de convivencia.

El Musac transita ya hacia la ‘nueva normalidad’ y entre los primeros visitantes figuró el alcalde de León, José Antonio Diez. «Es el primer día de la reapertura después de todo este tiempo con las puertas cerradas, aunque hemos estado muy activos en la web y en las redes sociales, y ahora intentamos readaptarnos a esto que se llama la ‘nueva normalidad’, que todavía no sabemos exactamente cómo es, pero que por de pronto es un poco extraña, nos sentimos un poco extraños en esta situación, donde entrar en el museo con tantas restricciones, habiendo tenido que retirar folletos y sustituirlos por códigos QR, pedirle a la gente que no toque, que no se reúna, etc, es una situación realmente inusual, que nadie se esperaba, y tenemos que hacerle frente y seguir cumpliendo con nuestra misión de ofrecer cultura a la ciudadanía», sostiene Olveira.

Gestionar la incertidumbre


El director del Musac desconoce a día de hoy si esta situación se va a mantener durante un largo periodo de tiempo o si se irán aliviando las medidas. «Lo único que tengo claro es que vamos a vivir a partir de ahora y durante bastante tiempo con dosis de incertidumbre muy grandes. Yo creo que gestionar esa incertidumbre va a ser una tarea de todos los ciudadanos, pero también de las instituciones. Yo no te puedo decir exactamente cómo van a ser las cosas, lo que está claro es que vamos a tener que ir adaptándonos a medida que la situación evolucione».

Manuel Olveira reflexionaba en una tribuna publicada este viernes en La Nueva Crónica sobre el papel de los museos en un escenario de crisis como el actual, lo que me lleva a preguntarle qué papel cree que la cultural en general y el arte en particular puede jugar en una situación como la que nos ha tocado vivir. «Yo creo que la cultura en general, el arte, los museos, las librerías, etc, tiene dos componentes. Uno de ellos tiene que ver con tener una calidad de vida buena. Todos los que hemos estado en el confinamiento a lo largo de todos estos días hemos recurrido a la cultura como una forma de enriquecer nuestra vida, que de otra manera sería muy pobre encerrados en casa. El arte es como una enorme ventana a la imaginación, que te permite proyectar, soñar, imaginar, y eso te da mucha libertad. Pero esa misma capacidad proyectiva o imaginativa permite buscar soluciones, a veces inesperadas, permite buscar horizontes o utopías en los cuales satisfacer o mejorar el mundo en el que vivimos. Pienso que el mundo en el que vivimos es muy mejorable y creo que el arte podría ser una excelente herramienta para lograr este objetivo».

Durante el confinamiento más estricto la gente consumió mucha cultura online a través de diferentes cauces. Ahora está por ver si con una mayor movilidad esa necesidad sigue ahí presente o pasa a segundo término. «No es lo mismo tener más tiempo libre que tener menos tiempo libre. Ahora mucha gente puede darse un paseo por el río muy satisfactorio. En ese sentido vamos a tener una oferta de posibilidades muchísimo mayor. Pero yo creo que hay muchas personas que ciertamente se han dado cuenta de que parte de la calidad de vida que tienen se debe al acceso y el disfrute de la cultura. Yo creo que eso se va a notar mucho en el futuro, creo que habrá muchas personas sensibilizadas que se darán cuenta de que tendrán una mejor vida, ellos, sus familiares, etc, en tanto en cuanto puedan acceder y puedan disfrutar de una oferta cultural amplia, una oferta cultural que en términos presenciales se va a reducir enormemente porque las actividades de este tipo van a estar muy limitadas y entonces todas las instituciones nos estamos volcando a que los derechos culturales de la ciudadanía sean satisfechos a través de las redes sociales, de las páginas web y de todos los recursos digitales que todos estamos produciendo en estos momentos».

Las actividades online van a estar cada vez más presentes en el Musac. «El museo ya hacía actividades en línea, ahora hacemos muchas más y más diversificadas. Pienso que todas las instituciones culturales lo van a hacer cada vez más porque es una oferta que complementa. Obviamente para nosotros lo ideal es la relación directa con la obra en el propio museo, pero en tanto que habrá limitaciones vamos a intentar que haya otras formas», argumenta el director del Musac, que respecto al programa estival cree que todavía es demasiado pronto para determinar si se va a poder realizar o no. «Si lo hacemos será muy diferente al de años anteriores».

La exposición conmemorativa del 15 aniversario del Musac, ‘Cinco itinerarios con un punto de vista’, que se iba a clausurar el día 7 de junio, se prorrogará por lo menos hasta después del verano. «Como te decía anteriormente hay que gestionar la incertidumbre. Hay un plan, que no sé si podremos llevar a cabo, que es cambiar en octubre. De no poder hacerse, habría que tirar hasta enero», señala Olveira, que reconoce no estar en situación de poder garantizar todos los procesos que suponen un cambio de exposición. Por suerte, ha coincidido una exposición que reúne todos los alicientes de cara al visitante. «Sí, es la colección y cuenta con una publicación en línea que la gente puede consultar porque las obras de la colección tienen textos y una gran cantidad de recursos digitales. Luego se trata de una colección muy variada, y además, por suerte, al ser colección propia no tenemos que estar sujetos a contratos, devoluciones, etc», señala Olveira.

Preguntado de qué manera puede influir esta situación en las futuras exposiciones que puedan llegar al Musac, Manuel Olveira asegura que «lo bueno y lo malo de esta situación es que es global, que nos afecta a todos. Entonces, todo el mundo va a tener que modificar sus calendarios y además todo el mundo va a tener que ser comprensivo. Todo el mundo con el que he hablado, artistas, directores de museos, comisarios, se han mostrado muy comprensivos porque todos son conscientes de que esto no lo podíamos prever y está siendo fácil. Otra cosa sería las restricciones legales. Por ejemplo, una obra del Reino Unido que esté en Europa tiene límites legales y tiene que volver. Pero en términos de contratos, de acuerdos, no estamos teniendo mayores dificultades».

Olveira no descarta futuras exposiciones que reflejen la realidad que estamos viviendo. «Si, pero sin prisas. Es verdad que estamos ya recopilando. Por de pronto, lo que hay que hacer es un trabajo de recopilación, luego ya se le dará forma. Pero así como hay gente que ya está abriendo exposiciones sobre la pandemia, yo no voy a caer en la urgencia. Ya se irá viendo», concluye.
Volver arriba
Newsletter