Publicidad
El mundo ha parado

El mundo ha parado

OPINIóN IR

18/03/2020 A A
Imprimir
El mundo ha parado
La situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19 ha propiciado que, salvo en contadas excepciones, nos quedemos en casa. Por decreto. Concretamente, el que declaraba el estado de alarma.

Ya sabes que la cosa no pinta nada bien… Hombre, no es que nos hayamos cruzado en la calle con los cuatro jinetes del Apocalipsis, pero la situación es seria. Muy seria.

El mundo ha parado. Jamás antes habíamos vivido nada parecido –iglesias, bares, tiendas, museos… cerrados; supermercados ‘arrasados’; coches de policía con megáfono pidiendo a la gente que no salga a la calle…–, en un contexto que, además, va cambiando minuto a minuto… Hace apenas unos cuantos días era difícil pensar que hoy estaríamos así… Y, oye, hay que reconocer que la coyuntura, cuando menos, nos ha dado un toque de atención; y nos invita a reflexionar… –algo más de tiempo tendremos, digo yo– e, incluso, a reorganizar algunas de nuestras prioridades…

Y… sí. Quizá se podían haber hecho las cosas de otra manera, y también haberse tomado medidas mucho antes…; pero eso de poco sirve ahora. Es evidente que pasamos por momentos complicados, aunque no nos queda otra que tener paciencia; así que, si ponemos un poco de nuestra parte, más fácil será para todos.

Y para que no se nos haga tan largo este confinamiento, siempre podemos acudir a un libro, a una película, a una serie… o ‘matar el rato’ en internet. Pero, además de todo eso, han ido surgiendo distintas propuestas gratuitas ‘on-line’, también para pasar en familia: conciertos, teatro, visitas virtuales a museos, juegos… Y, la verdad, es muy de agradecer, que así se lleva mejor tener que quedarse en casa.

Los que podemos, claro… Que no es el caso de todos esos profesionales de distintos sectores que se dejan la piel para que los demás sobrellevemos esto un poco mejor; muy especialmente el personal sanitario. Para ellos son cada día nuestros aplausos agradecidos desde ventanas y balcones. No faltes a la cita.
Volver arriba
Newsletter