Publicidad
El metro cuadrado de la vivienda rural, a la mitad que en la ciudad

El metro cuadrado de la vivienda rural, a la mitad que en la ciudad

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de una vivienda rural en venta. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen de archivo de una vivienda rural en venta. | MAURICIO PEÑA
Víctor S. Vélez | 02/08/2020 A A
Imprimir
El metro cuadrado de la vivienda rural, a la mitad que en la ciudad
Comarcas El temor a un posible nuevo confinamiento revaloriza el suelo de los pueblos hasta los 631 euros por metro cuadrado, un 11,9 por ciento más que el año pasado
Muchos vecinos del medio rural leonés aseguran que desde el final del estado de alarma han percibido un incremento de nuevos habitantes en su pueblo. También es cierto que la 'nueva normalidad' ha coincidido con la llegada del verano, estación por excelencia para acudir a las segundas residencias, pero el temor a un posible nuevo confinamiento ha reactivado el interés por la vivienda en suelo rústico.

Un estudio publicado recientemente por el portal inmobiliario 'Idealista' viene a confirmar estas sensaciones. Como era previsible, el mayor interés en la vivienda rural en León ha motivado un aumento del precio, que en el mes de junio de 2020 se situaba en los 631 euros por metro cuadrado. 67 euros más que hace un año, en un incremento del 11,9 por ciento.

A pesar de esta subida, quienes estén pensando en adquirir un inmueble en un pueblo tienen el aliciente de que estos se encuentran a mitad de precio que en la ciudad de León. Mientras que en la capital se paga una media de 1.328 euros por metro cuadrado, en los pueblos de menos de 5.000 habitantes de la provincia el promedio se sitúa en los 631 euros. La diferencia del 52,5 por ciento puede animar a nuevos compradores a adquirir una casa lejos del entorno urbano, según el informe elaborado por 'Idealista'.

Esta brecha del 52,5 por ciento entre la vivienda urbana y la rural se sitúa ligeramente por encima de la media nacional (51,8 por ciento). En provincias como Lleida (5,3 por ciento) o Santa Cruz de Tenerife (6,5 por ciento) casi no hay diferencias entre el precio de los inmuebles en los pueblos y las ciudades, mientras que en otras se sitúan en torno al 70 por ciento. En esta situación se encontrarían las provincias de las grandes urbes nacionales, aquellas en las que el precio del metro cuadrado es más elevado.

Entre las más baratas


Solo en una decena de provincias españolas es más económico que en León comprar una vivienda rural. Un dato que aporta 'Idealista' a pesar de que es uno de los diez territorios que más ha visto aumentar el precio de estos inmuebles en el último año.

León ha revalorizado el suelo rústico de manera importante durante el último año con esa subida interanual del 11,9 por ciento, aunque en la comunidad autónoma hay provincias que han experimentado incrementos más elevados. De esta manera, los precios al alza en Soria se han situado en un 17,1 por ciento, en Salamanca en el 16,4 por ciento y en Ávila en el 14,1 por ciento. Fuera de las fronteras autonómicas, el mayor aumento del precio de la vivienda rural se encuentra en Castellón y Badajoz, por encima del 21 por ciento con respecto a un 2019 en el que no existían la pandemia ni la posibilidad de confinamiento de la población.

León es una de las diez provincias españolas en las que más ha aumentado el precio del inmueble rural Unas razones que se esconden detrás de la puesta en valor de la vivienda en los pueblos que, aunque prácticamente unánime, en España se sitúa en el 6,2 por ciento de incremento del precio del metro cuadrado con respecto a 2019. La media nacional en los municipios de menos de 5.000 habitantes se sitúa en los 834 euros, por lo que León se encuentra todavía 200 euros por debajo. Por su parte, en el entorno urbano español se promedia pagar 1.729 euros por cada metro cuadrado, en una brecha todavía mayor con respecto a la capital leonesa.

Según exponen los expertos de 'Idealista', el confinamiento decretado para frenar al coronavirus ha provocado que el teletrabajo se haya convertido en una "alternativa viable" para muchos ciudadanos y, en este sentido, se podría abrir un nuevo camino para combatir la despoblación rural. "España es uno de los países que cuenta con una mayor red de fibra de Europa, lo que podría favorecer el desplazamiento de muchos trabajadores a municipios de pequeño tamaño en busca de entornos más habitables y sobre todo de un precio mucho más económico de la vivienda", aseguran desde el portal inmobiliario.
Volver arriba
Newsletter