Publicidad
El mal tiempo y el alto riesgo de aludes impiden seguir con la búsqueda del operario desaparecido en San Isidro

El mal tiempo y el alto riesgo de aludes impiden seguir con la búsqueda del operario desaparecido en San Isidro

ACTUALIDAD IR

Equipos de los bomberos de Asturias y del Greim de la Guardia Civil este domingo en la zona del accidente. | SEPA Ampliar imagen Equipos de los bomberos de Asturias y del Greim de la Guardia Civil este domingo en la zona del accidente. | SEPA
Alfonso Martínez | 02/01/2021 A A
Imprimir
El mal tiempo y el alto riesgo de aludes impiden seguir con la búsqueda del operario desaparecido en San Isidro
Sucesos ACTUALIZACIÓN | La UME se retira a su base en León y seguirá disponible para volver al terreno cuando mejoren las condiciones
El dispositivo para tratar de localizar al segundo operario desaparecido tras el alud de nieve registrado en la vertiente asturiana del puerto de San Isidro, a la altura de Riofrío, ha localizado pasadas las dos de la tarde de este sábado la máquina con la que se encontraba trabajando en la limpieza de la carretera junto a su compañero, cuyo cuerpo sin vida fue hallado la anterior medianoche. Las tareas de búsqueda se habían retomado a primera hora de este sábado después de haberse suspendido a las 02:39 horas de la madrugada debido a las malas condiciones meteorológicas.

La nieve arrastró la máquina 200 metros por un precipicio. Al tratarse de una zona muy vertical, el riesgo de aludes que afecta a la canal en la que se ha localizado la máquina fresadora hace extremadamente peligroso la presencia de medios humanos por tierra. A las 19 horas de la tarde de este sábado el 112 de Asturias informó de la suspensión de las labores de búsqueda hasta este domingo, después de que tampoco fuera posible por las condiciones climatológicas utilizar un dron para rastrear la zona.

El mal tiempo ha continuado y el riesgo de aludes continúa siendo muy alto este domingo, por lo que la búsqueda continúa suspendida y se retomará cuando las condiciones hagan posible el trabajo. También la UME ha regresado a su base de León y estará disponible para regresar al terreno en el momento en el que las labores de rastreo se puedan realizar con seguridad. 

La Unidad Militar de Emergencias (UME) de León se sumó este sábado al dispositivo después de que a medianoche del viernes se localizase el cuerpo sin vida del otro trabajador sepultado por la nieve. Concretamente, se han movilizado dos pelotones de 25 personas cada uno, un grupo cinológico, un grupo especial de montaña, una cuña y un vehículo oruga. En total son 80 las personas que se encuentran trabajando en la zona.

También la Diputación de León colabora con una máquina fresadora, una cuña y una máquina retro con la correspondiente dotación de personal, formada por seis operarios.

El dispositivo se completa con efectivos de Bomberos del parque de Proaza, el Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa), la Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias, la Guardia Civil y el Greim.

El Centro de Coordinación de Emergencias del Principado de Asturias recibió a las 15:38 horas de este viernes el aviso del alud por parte del propietario de un hotel ubicado en La Raya, localidad ubicada en el alto del puerto de San Isidro. Dicho aviso llegó después de ser alertado por los ocupantes de uno de los dos turismos que habían quedado atrapados bajo una visera antialudes y que sabían que la máquina fresadora circulaba detrás de ellos pero no acababa de llegar.

La llegada de las máquinas quitanieves permitió la salida de ambos vehículos, en los que viajaban un matrimonio con una niña pequeña y una pareja de jóvenes. Todos ellos se encuentran bien.


Cabe destacar además que la fresadora se encontraba en la zona con el objetivo de despejar la carretera después de un primer alud de menor importancia que se había producido durante la mañana de este viernes. Al parecer, los operarios se habían bajado de la máquina para desatascar la chimenea por la que sale la nieve cuando se produjo el segundo alud.

El propietario del hotel se desplazó a la zona junto a su hermano con un todoterreno y ambos localizaron a un hombre herido. Circulaba con su furgoneta detrás de la máquina fresadora y se bajó al ver a los operarios que le hacían señas. Fue en ese instante cuando se produjo el alud que sepultó a los dos trabajadores, mientras que el conductor de la furgoneta fue arrastrado hasta quedar atrapado entre su vehículo y un quitamientos. Dicho hombre fue trasladado inicialmente por los dos hermanos hasta Puebla de Lillo, donde una ambulancia de Sacyl lo recogió para llevarle al Complejo Asistencial Universitario de León (Caule).

Volver arriba
Newsletter