Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"El lobo no es el malo del cuento, es chivo expiatorio"

"El lobo no es el malo del cuento, es chivo expiatorio"

CULTURAS IR

El lobo ha sido tradicionalmente una de las grandes leyendas de la naturaleza, ahora Manuel González aporta su personal visión de este animal. Ampliar imagen El lobo ha sido tradicionalmente una de las grandes leyendas de la naturaleza, ahora Manuel González aporta su personal visión de este animal.
Fulgencio Fernández | 26/10/2019 A A
Imprimir
"El lobo no es el malo del cuento, es chivo expiatorio"
Cine En ‘Valle de lobos’, el documental que el lunes se estrena en León, Manu ‘masquepájaros’ nos ofrece su particular versión de este animal mediante «un cuento» que se aleja del eterno conflicto y nos acerca a la convivencia en ese valle que existe, Valdelugeros
«Colorín, colorado, este cuento ha comenzado». Así es como se cerraba el trailer de publicidad para explicar qué es el documental que acaba de realizar el biólogo leonés Manuel González, conocido como Manu ‘masquepájaros’ por el nombre de la empresa de actividades en la naturaleza que tiene.

Y es que este último trabajo huye de los tópicos y las leyendas que siempre han acompañado a el lobo y plantea la existecia de ese valle que reza el título, concretamente el suyo, el de Valdelugueros donde, explica, «los lobos no eran los malos del cuento», por eso empieza la historia con un «érase una vez un valle en el que los lobos no eran los malos, un lugar en el que los habitantes han convivido siempre con los lobos».

- Ya, pero no me negará la tradicional rivalidad, la realidad de que el lobo es el enemigo de los ganaderos, que mata ovejas... Que en nuestros pueblos matar un lobo era una fiesta, que se paseaba su cadáver por los pueblos para pedir el aguinaldo por haberles librado de él...
- Cierto, ahí está esa realidad que me describes y en la que está a su vez contenida la respuesta, la explicación:La persecución humana hacia el lobo es consecuencia de un odio visceral que se ha inoculado entre los habitantes de nuestros pueblos. En definitiva, en el documental, narrado en forma de cuento, queremos contar una realidad que para muchos es incómoda, que el lobo no es el malo del cuento sino el chivo expiatorio del mismo.

A su vez Manu González, que ya ha dirigido otros documentales anteriores sobre el urogallo y el oso, se muestra optimista sobre el panorama actual. «La gran mayoría de los habitantes de nuestros pueblos, incluídos aquellos que sufren los ataques del lobo, no culpaban al lobo de lo que les está ocurriendo en la actualidad; ya saben que no es el lobo precisamente quien ha propiciado la desaparición de muchos pueblos, la llegada de esa lacra inmensa de la despoblación, ya no les valen cuentos chinos».

- Ya saben que no es el lobo, ¿y quién es el responsable de esta irrupción de la tópica pero real España vaciada?
- Pues los habitantes del Valle del lobo nos han demostrado, en las numerosas entrevistas que les hemos realizado, que son conscientes de otros ataques que no han soportado leyendas negras como el lobo;saben que tiene n mucha más culpa las políticas agrarias que se han venido aplicando en los últimos años sumada a la ignorancia política en materia medioambiental. Ni saben ni se dejan aconsejar, ya está bien de echarle la culpa al lobo».

Y es que para grabar este documental de larga gestación Manuel González, doctor en Biología, ha seguido fundamentalmente dos caminos, de un lado una solvente documentación científica, fruto de sus conocimientos de biólogo y de su dedicación a la empresa 'masquepájaros’ y a su vez numersos testimonios de todos los implicados en lo que podría llamarse la problemática del lobo: vecinos del valle del lobo y otros de la comarca; pastores trashumantes de ovejas que han sufrido ‘la tradicional enemistad’ del lobo, contadores de historias que recuerdan leyendas, cuentos y anécdotas en las que el lobo es protagonista... «Los testimonios van a sorprender mucho a los espectadores, son gente que cuenta historias con mucha miga y además las cuenta muy bien», señala el director, quien completa con este trabajo la trilogía dedicada a tres especies emblemáticas de nuestros montes: el urogallo, el oso y el lobo. «La verdad es que se trata de tres trabajos muy diferentes».

Y así es como ha compuesto «el cuento que no suelen contarnos; el de un valle en el que los lobos y los humanos comparten espacio, el hombre y el hermano lobo, el gran cazador, pero sin dramas y sin miedos».

Y colorín colorado, este cuento ha empezado. Así acaba.
Volver arriba
Newsletter