Publicidad
El ‘León’ se hunde, sin remedio

El ‘León’ se hunde, sin remedio

CULTURAS IR

Una mirada al preocupante estado del tejado del Bar León propicia las cábalas sobre cuando será su hundimiento definitivo. | ALFREDO LORENZANA Ampliar imagen Una mirada al preocupante estado del tejado del Bar León propicia las cábalas sobre cuando será su hundimiento definitivo. | ALFREDO LORENZANA
Fulgencio Fernández | 27/09/2020 A A
Imprimir
El ‘León’ se hunde, sin remedio
Sociedad El bar León de Sabero, uno de los lugares con más historia del valle, ‘admite apuestas’ sobre cuándo se producirá su hundimiento
Las apuestas corren de vecino en vecino, ¿cuándo se hunde definitivamente el Bar León de Sabero? El estado de su tejado avala la pertinencia de las cábalas sobre el futuro de este histórico lugar, cargado de historias. Por lo que no apuesta nadie es por la salvación del edificio.
- Se hunde, sin remedio, ya se sabe, esas cosas que no tienen solución cuando son muchos los que tienen que ponerse de acuerdo. Y si decía Lady Di que tres son multitud... Imagínate más, que parece que por ahí van las cosas con los propietarios del edificio.

También se ha convertido este viejo edificio en una mirada más para los visitantes del cercano MSM pues desde su plaza se observan perfectamente las tripas del tejado «a punto de ceder» y un comentario frecuente: «Le queda una nevada, si llega allí».  

Y no es una mirada ‘sin sentido’ la que se hace desde el cercano museo que fue la ferrería de San Blas pues su nacimiento está muy ligado a la creación de la ferrería, allá por el año 1850 cuando Juan González Agüeros, un industrial palentino, levantó allí una especie de fonda para los trabajadores de la ferrería de San Blas, a unos pocos metros, bastaba con cruzar la calle.

Una conexión que se ha mantenido pues en los trámites que llevan a cabo el Ayuntamiento de Sabero y el propio MSM para que sean declarados como Bien de Interés Cultural los castilletes de la Herrera I y II pero también trabajan en la declaración «del conjunto industrial Ferrería de San Blas como Patrimonio de la Humanidad, por tratarse de un espacio singular y excepcional en el mundo». Y en ese ‘conjunto industrial’ estaría este edificio, que todo apunta a que no va a llegar a ver ese reconocimiento a su dilatada y rica historia.

Y de aquella fonda nacida hace 170 años saltamos a una historia más cercana, de 60 años, la del bar León como tal, fundado en el año 1960, es decir, celebraría este año su 60 aniversario, que tampoco va a ser posible.

Si quedan aún cercanos los recuerdos y el logo de sus 50 años, en 2010, festejados en el mes de agosto con una exposición que los saberenses disfrutaron mucho ya que allí estaban los recuerdos de medio siglo de vida del valle, con algunas épocas de gran actividad, sobre todo minera.

Al margen de los recuerdos de la tranquilidad de Isa a los mandos del León, la presencia en los comentarios de Gonzalo, la subsede de la Farmacia para Luis ‘el boti’... el León siempre fue un lugar de referencia en Sabero, un lugar cargado de historia y, sobre todo, de historias.

En aquella celebración y en el repaso de las fotografías iban recordando hechos vinculados a la historia del Bar León, algunos los recogió la web dedicada a la historia del valle de Sabero, en el comentario de uno de los asistentes, que firmaba ‘Cabo d transmisiones’: «Varias generaciones de saberenses juntas celebrando y recordando tantas y tantas vivencias y sucedidos alrededor del que fuera símbolo del alterne diario y dominguero a lo largo de los años. Santuario de la patata al alioli que aún perdura y ojalá siga (siguió hasta 2013, que fue cuando cerró). (...) Bar León. La primera televisión de Sabero. Lugar de peregrinación en algunos discursos del dictador en improvisada excursión escolar, con D. Rafael al frente pasando del cabreo del bueno de Gonzalo que veía como su bar se convertía en aula por bastantes minutos. Y aquel combate de Clay contra Louis que presenciamos en montón, aupados en la ventana de la acera, al igual que el gol de Fusté a Alemania (luego perdimos) en el mundial del 66».

La vida desfilaba entonces por el Bar León, hoy se apuesta sobre cuándo se desmoronará el tejado... Y fin.
Volver arriba
Newsletter