Publicidad
El lateral al que Cadenas convirtió en pivote

El lateral al que Cadenas convirtió en pivote

DEPORTES IR

Piechowski celebra un gol. | WISLAPLOCK Ampliar imagen Piechowski celebra un gol. | WISLAPLOCK
Jesús Coca Aguilera | 22/06/2020 A A
Imprimir
El lateral al que Cadenas convirtió en pivote
Balonmano El técnico del Ademar subió a Piechowski, que casi no jugaba en el filial, al primer equipo del Wisla / "A veces se enfadaban sus compañeros porque no daba el nivel, pero mejoró mucho"
Un jugador de 2,10 metros que a sus 25 años ha tenido minutos importantes con el Wisla Plock en ‘Champions’ y que forma parte de la selección de Polonia ‘B’ es lo que incorpora ahora el Abanca Ademar con el fichaje del pivote Mateusz Piechowski.

Una incorporación de mucho nivel y que puede dar un salto de calidad al conjunto leonés, y un reencuentro para el protagonista con un Manolo Cadenas que dio un vuelco a su carrera hace siete temporadas, cuando su nivel estaba a años luz del actual y nadie se decidía a apostar por él pese al físico privilegiado que poseía.

«Cuando llegué al Wisla Plock, en la temporada 2013-14, él estaba en el segundo equipo, era lateral izquierdo y no jugaba mucho tiempo, no era un hombre importante en su escuadra, pero viendo su poderío físico decidí incorporarle a los entrenamientos del primer equipo», recuerda Manolo Cadenas, un especialista en encontrarte diamantes en bruto que poder pulir.

Lo vio en aquel chaval que entonces tenía 18 años y al que puso a jugar en un equipo que disputaba la ‘Champions’ y tenía en sus filas a gente como Syprzak, Nikcevic, Jurkiewicz o Nenadic entre otros. Y como no podía ser de otra manera, al principio le costó. «Lógicamente cuando se incorporó era un jugador que tenía un nivel más bajo, a veces se enfadaban con él los compañeros porque no daba el nivel para entrenar, pero poco a poco fue mejorando», recuerda el entrenador leonés.

«Se truncó su progresión con una luxación de hombro y al romper el cruzado, pero este año jugó con continuidad» Y es que él siguió confiando en él, e incluso dio un vuelco a su carrera cuando le hizo pasar de la primera a la segunda línea. «A medida que avanzó el tiempo le cambié de posición, porque no tenía mucha velocidad para jugar de lateral, así que le acoplamos al pivote y trabajamos mucho con él en la defensa, en la zona central, y enseguida empezó a ser útil para el primer equipo en esas labores defensivas», señala Cadenas, haciendo hincapié en cómo de Syprzak, el exjugador del Barcelona y actualmente en el PSG, de condiciones parecidas pues mide 2’06, «aprendió muchísimo pues fue creciendo después de él».

No obstante, el crecimiento imparable que estaba teniendo se acabó frustrando por culpa de las malditas lesiones. A dos gravísimas tuvo que hacer frente, una en la parte superior y otra en la inferior. Primero tuvo una luxación de hombro, esa que recientemente apartó varios meses en el Ademar a Juanjo Fernández o Acacio. Después, tras recuperarse de ella, se rompió el ligamento cruzado de su rodilla, otra de esas desgracias por las que pasaron en el equipo leonés gente como Mario López o este mismo año el canterano Álex Lodos.

«Las lesiones truncaron su progresión, ha tenido muy mala suerte, pero en esta última temporada ha estado mejor físicamente, así que esperemos que, como sucedió este año, pueda jugar con continuidad, eso va a ser importante», reconoce el preparador leonés.

«Nos tiene que dar solidez defensiva, que es donde tiene un nivel más alto, y en ataque nos aportará otras opciones» ¿Sobre lo que puede aportar en el Abanca Ademar? Cadenas señalaba que «con su envergadura para defensa y ataque es muy aprovechable. Nos tiene que dar solidez defensiva, que es donde tiene un nivel más alto, pero en ataque también tiene que jugar porque nos aportará más opciones al poder hacerlo con un jugador muy grande y difícil de defender».

«Es un jugador experto, que ha disputado varias temporadas la ‘Champions’, pero que todavía tiene muchas cosas que aprender», añadía el técnico, incidiendo en que «tiene ganas de pasar a otro nivel de jugador y esperemos que en el Ademar lo alcance».

Será la primera experiencia fuera de su país de Piechowski, que hasta ahora ha jugado siempre en un Wisla Plock en el que todas las temporadas de su carrera disputó la ‘Champions’, que ya sabe lo que es jugar en el Palacio de Deportes pues se midió la temporada pasada a un Ademar a que le metió un gol, y que en Navidad se midió a la España ‘B’ con la que estaba Jaime Fernández pues estaba con Polonia ‘B’.

Una oportunidad para el club leonés, que le ficha por dos campañas, y para un jugador que quiere volver a dar un salto de la mano de Cadenas.
Volver arriba
Newsletter