Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Viernes, 22 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

El Juzgado de lo Penal abrirá juicio oral por la presunta agresión al alcalde de Cacabelos

El Juzgado de lo Penal abrirá juicio oral por la presunta agresión al alcalde de Cacabelos

ACTUALIDAD IR

Sergio Álvarez, alcalde de Cacabelos. | L.N.C. Ampliar imagen Sergio Álvarez, alcalde de Cacabelos. | L.N.C.
V. Silván (Ical) | 29/03/2016 A A
Imprimir
El Juzgado de lo Penal abrirá juicio oral por la presunta agresión al alcalde de Cacabelos
Juzgados El juicio rápido celebrado este lunes en Ponferrada acaba sin conformidad / Sergio Álvarez denunció al interventor por "intento de agresión e insultos"
El Juzgado de lo Penal de Ponferrada abrirá juicio oral por la presunta agresión al alcalde de Cacabelos, el socialista Sergio Álvarez, por parte del interventor municipal.

Los hechos fueron denunciados ante la Guardia Civil el pasado mes de agosto por «intento de agresión e insultos» y este lunes tuvo lugar un juicio rápido en el Juzgado de Primera e Instancia e Instrucción número 7, en el que la defensa no ha admitido la pena solicitada por el Ministerio Fiscal y dejará que el proceso siga por lo penal.

«Hay juicio rápido por la agresión que en ese momento sufrió el alcalde», explicó el abogado de la acusación Jorge Ordiz, que puntualizó que el interventor ha reconocido los hechos y que el Fiscal propone una pena que el acusado tenía la posibilidad de admitir o no admitir, dando continuidad al proceso en el Juzgado de lo Penal.

Ordiz recalcó que el interventor admite que es verdad la agresión y por parte de la defensa se argumenta que en ese momento «no era imputable por circunstancias médicas».

El letrado recordó que los hechos tuvieron lugar el pasado agosto en el despacho de Alcaldía y que el acusado dio tres empujones al regidor aunque no le causó ningún tipo de lesión. En ese momento estaba allí la concejala de Personal y otro trabajador municipal.

«Se le pidió una información, se negó, y ante una nueva petición reaccionó de esta manera tan extraña. Era un simple informe», apostilló Ordiz. En ese momento el interventor fue detenido y llevado al cuartel para prestar declaración.
La acusación se sumaba a la petición del Fiscal y «sin pretender hacer mayor daño», ya que el interventor solicitó traslado y le ha sido concedido al Ayuntamiento de Fabero.

«Eso pacifica la situación», recalcó Jorge Ordiz. Por su parte, el abogado defensor , Pedro López, entiende que se trata de una «falta leve» y recordó además que existe otra denuncia por parte del interventor contra el alcalde por «prevaricación administrativa», al negarse a su incorporación a su puesto tras solicitar el alta médica.
Volver arriba
Newsletter