Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El histórico Canal de Arriola ya avanza hacia la modernización

El histórico Canal de Arriola ya avanza hacia la modernización

ACTUALIDAD IR

Una acequia de riego de la Comunidad de Regantes de la Ribera Alta del Porma o Canal de Arriola. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Una acequia de riego de la Comunidad de Regantes de la Ribera Alta del Porma o Canal de Arriola. | MAURICIO PEÑA
D.L.M. | 11/07/2019 A A
Imprimir
El histórico Canal de Arriola ya avanza hacia la modernización
Campo Ya están convocadas las reuniones para los primeros pasos conjuntos de la Administración, propietarios y productores
La Comunidad de Regantes de Ribera Alta del Porma, también conocida como Canal de Arriola, avanza en el proceso de reconcentración y modernización aprobado el pasado año. Para el día 18 –jueves de la próxima semana– están convocadas las comisiones locales para la formación de los grupos auxiliares de trabajo, en los que participarán los agricultores para aportar el conocimiento del terreno, de la actividad y del sector, en general. Las comisiones se celebrarán en turno de mañana en Vegas del Condado y Valdefresno y por la tarde en Villaturiel, el municipio con mayor superficie, con dos citas señaladas. También afecta a una parte del municipio de Santa Colomba de Curueño, aunque se trata de una superficie mucho menor.

A partir de ese momento se designarán los miembros de las comisiones locales y los técnicos para continuar con la redacción del estudio técnico previo, que ya está iniciado, y que podría estar para finales del presente año. No obstante, la avalancha de solicitudes llegada al Itacyl en los años 2017 y 2018 condiciona los plazos. En condiciones normales, en cuatro o cinco años podrían estar listos los proyectos de reconcentración y de modernización, tras haber sido expuestos y estudiadas las alegaciones. Con los proyectos aprobados, Seiasa, la Junta y la Comunidad de Regantes estarán en disposición de firmar los convenios para la licitación de las obras.

Des de la comunidad ya alertan de que entran en juego "muchas variables", pero, en cualquier caso, el proyecto ha echado a andar y ya solo es cuestión de ir completando los pasos para adaptar el terreno a las exigencias de la agricultura actual.

Tenemos unas infraestructuras de hace 40 años, las acequias están para tirar Los alcaldes de Valdefresno y de Villaturiel, Carlos Gutiérrez y Valentín Martínez, destacan los beneficios que la reconcentración y la modernización tendrán para sus municipios.
En el caso de Valdefresno, el regidor señala que "es necesaria una reparcelación porque las fincas son muy pequeñas". En lo que respecta a las comisiones y grupo de trabajo, Gutiérrez señala que "hay que explicar las cosas bien porque hay mucho dinero de Europa a fondo perdido y hay gente interesada en comprar terrenos". Para el municipio, estos proceso "también es muchísima riqueza" y una manera de fijar población porque "la gente joven que se queda en el campo lo va a pasar muy mal sin ese cambio", que ya se está produciendo.

El regidor de Villaturiel recuerda que solo para la producción supone alrededor de un 30% más. Por ello, "es fundamental" sacar adelante el proyecto con el mayor consenso posible. "Tenemos unas infraestructuras de hace 40 años, las acequias están para tirar… es el momento de reconcentrar y modernizar para que los agricultores que se queden aquí estén en condiciones".

Cabe recordar que el Canal de Arriola se surte de aguas del Porma y, por tanto, riega del embalse que lo regula. La infraestructura de riego cuenta con 31,8 kilómetros con 27 tomas principales y 27 secundarias y riega más de 4.000 hectáreas. El cultivo predominante es el maíz, aunque también se cultivan cereales, forrajes y, cada vez menos, remolacha.
Volver arriba
Newsletter