Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El gran proyecto del fútbol leonés

El gran proyecto del fútbol leonés

DEPORTES IR

Morante conduce el balón en un partido con la selección española. | ANA BELÉN RUIZ Ampliar imagen Morante conduce el balón en un partido con la selección española. | ANA BELÉN RUIZ
Jesús Coca Aguilera | 21/05/2019 A A
Imprimir
El gran proyecto del fútbol leonés
Fútbol base El mediocentro Iván Morante está concentrado con España sub’18 tras haber ganado este año la liga y sido subcampeón de la Copa de Campeones con el Villarreal juvenil
No son muchos los futbolistas leoneses que han llegado a la élite, a una Primera División en la que ahora mismo no hay ningún jugador nacido en la provincia. Pero aunque aún le queda muchísimo camino por delante para lograrlo, el mejor proyecto de la tierra en estos momentos es sin duda el de un Iván Morante que está cerrando la mejor temporada de su vida.

Habitual en las convocatorias de la selección española de su edad, campeón de liga con un Villarreal con el que ha jugado casi todos los minutos, subcampeón de la Copa de Campeones... una temporada de ensueño para este mediocentro de 18 años que con 12, siendo un niño y tras acabar alevines, decidió abandonar ese Ejido en el que se había formado para probar suerte en una de las mejores canteras del fútbol español.

Y aunque los inicios no fueron fáciles, pues de hecho llegó a regresar como cedido durante media temporada a la Cultural en infantiles, poco a poco se fue haciendo hueco y ganando importancia en los esquemas del Villarreal.

Morante se formó en el Ejido y a los 12 años se marchó al Villarreal, llegando a estar medio año cedido en la Cultural «No cambiaría nada de lo que he pasado aquí, aunque también ha habido instantes malos, porque todo ello me ha llevado al momento que estoy viviendo ahora, en el que estoy muy feliz», señala el jugador leonés, que recuerda cómo «sobre todo al principio echas de menos a tus padres y es más fácil todo para los que llevan varios años en el club. No es tan bonito en el inicio, hasta que te ganas el sitio».

Sin embargo, ahora todo eso queda atrás. Mientras militaba siendo juvenil de primer año en el filial del Villarreal, la Roda, ya fue al Europeo sub’17 de Inglaterra con España; y ahora mismo se encuentra concentrado con la sub’18, con la que se medirá estos días en un torneo amistoso a Croacia, Ucrania y República Checa.

«Son amistosos pensando en el Europeo sub’19 del año que viene, el cual da acceso al Mundial sub’20 del siguiente», explica Morante, que reconoce que «es el mismo seleccionador del pasado Europeo, Santi Denia, que me ha demostrado que confía mucho en mí», pero tiene claro que «dentro de España hay medios con muchísimo nivel y si te relajas estás fuera. No me siento consolidado en la selección, porque a quien baja un poco se lo comen».

No obstante, lo que sí asegura es que «el balance del año es claramente positivo, he ido a todas las concentraciones con España y en el club ha sido un gran año, cumpliendo el objetivo de ganar la liga, quedándonos a las puertas en la tanda de penaltis de llevarnos la Copa de Campeones y pendientes ahora de ver hasta dónde llegamos en la Copa del Rey. No ha sido una temporada de diez, pero sí muy buena».

«Hubo instantes malos, pero no cambiaría nada de lo que he pasado aquí porque todo me ha llevado a este momento» Buenos resultados a nivel colectivo y también individual, donde «con el Villarreal juvenil he jugado casi todos los minutos, creo que sólo un partido fui suplente más luego los que estuve fuera por estar con la selección», sumándole además el hecho de que «con el Villarreal C de Tercera hice la pretemporada y entrené habitualmente, y también he estado alguna vez trabajando con el B de Segunda B». De hecho, aunque el año que viene aún será juvenil, «no sé cuál será el próximo paso, si seguiré en esta categoría, si iré al C, al B...».

Eso forma parte no obstante de un futuro que no se sabe qué le deparara, por lo que es mejor centrarse en un presente que de momento les deja «como mejores experiencias el Europeo, la primera vez que me llamaron de la selección que fue una ilusión tremenda y el título de liga logrado este año con el Villarreal, que pese al potencial del club era algo que hasta ahora nunca había conseguido».

«Mis mejores momentos han sido la primera llamada con la selección, el Europeo y la Liga ganada con el Villarreal» Muchos éxitos, mucha gente que ha podido escuchar en León el nombre de Iván Morante, pero quizá pocos que sepan realmente qué tipo de jugador es. Una incógnita a la que él mismo responde señalando que «soy un pivote más en plan imaginativo, más constructor que destructor, que tiene sobre todo su fuerte en el juego con balón, aunque cuando toca correr sin él por supuesto tienes que hacerlo. Quizá en la forma de jugar a quien más me parezco y a quien más miro es a Jonathan Soriano, que le tengo aquí cerca, y la verdad es que el estilo de juego que usamos en el Villarreal se adapta perfectamente a mis condiciones».

«Soy un pivote imaginativo, que tiene sobre todo su fuerte en el juego con balón, más constructor que destructor» Puntos fuertes y otros mejorables de un jugador que, desde la distancia, sigue de cerca el fútbol leonés y lo que hace la Cultural: «Les sigo lo que puedo y me intereso por ellos. Al final los meses que pasé allí estuve también muy bien, conozco a mucha gente del club... este año no se podrá dar, pero para el fútbol de León y para todos sería muy importante que volviera a subir, generaría mucha ilusión en la gente», señala Morante, que reconoce que «las condiciones de trabajo aquí son otro mundo, me da pena que no puedan disfrutar de todas estas posibilidades algunos de mis excompañeros, pero es verdad que pasando por el Ejido al que tan agradecido estoy y por este tipo de clubes te das cuenta ahora de lo bonito que es lo que te ha pasado y valoras más las cosas».

Con el «objetivo dificilísimo, pero por el que trabajo día a día» de llegar a jugar en Primera con el Villarreal y la ilusión por «continuar mejorando día a día». Así, con esa filosofía, afronta el futuro la gran perla que tiene ahora mismo entre su cantera el fútbol leonés.
Volver arriba
Newsletter