Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El Gobierno llama a la precaución y alerta de un verano con alto riesgo de incendios

El Gobierno llama a la precaución y alerta de un verano con alto riesgo de incendios

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo. | ICAL Ampliar imagen Imagen de archivo. | ICAL
Ical | 17/06/2019 A A
Imprimir
El Gobierno llama a la precaución y alerta de un verano con alto riesgo de incendios
Medio Ambiente El Ministerio de Agricultura cuenta con 73 aeronaves y cerca de mil personas para la lucha contra el fuego
El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, llamó este lunes a la “precaución” de la ciudadanía para evitar que se propaguen incendios forestales ante la previsión de que el riesgo de fuegos sea más alto este verano que el año pasado debido a la escasez de precipitaciones caídas en los últimos meses.

Miranda hizo esta consideración en un acto público en Madrid donde se presentó la actual campaña de lucha contra los incendios forestales y detalló el dispositivo aéreo, humano y terrestre del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para apoyar a las comunidades autónomas en la extinción de los fuegos que se produzcan, para lo cual el departamento dirigido por Luis Planas invertirá 85 millones de euros.

Subrayó que el año pasado fue “anormalmente rico en precipitaciones” y se registraron cosechas récord de aceite de oliva y de frutas, por ejemplo, pero comentó que entre los pasados meses de diciembre y marzo llovió “bastante poco”, abril superó la media y desde mayo han vuelto a escasear las lluvias.

“Por tanto, el riesgo empieza a ser muy elevado. La Agencia Estatal de Meteorología publica los mapas de riesgo de incendios forestales y este año vamos a tener que tener muchísima más precaución que el año pasado”, añadió.

Por otro lado, Agricultura aporta este año los mismos medios presupuestarios y materiales que el año pasado para la campaña, si bien Miranda destacó que “España tiene el dispositivo de lucha contra incendios mejor preparado de la UE”, como así ha reconocido recientemente la Comisión Europea.

La principal novedad es que se incidirá en una campaña de concienciación y prevención que el año pasado se retomó por primera vez desde 2003 y que se difundió por las redes sociales, pero en 2019 se extenderá a medios tradicionales como prensa, radio, televisión o soportes en ciudades.

Para la campaña estival de este año, Agricultura cuenta con 73 aeronaves con distintas capacidades de descarga, incluidos cuatro vehículos aéreos no tripulados (drones), y 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), un dispositivo periférico formado por 100 profesionales que desarrollan funciones de jefatura de las bases y siete Unidades Móviles de Análisis y Planificación que trabajan desde tierra.

Miranda recalcó que el dispositivo cuenta con “cerca de 1.000 personas, entre técnicos, pilotos y mecánicos de aeronaves, personal de las brigadas forestales, trabajadores del Ministerio y demás personal de apoyo”.

Balance

Por otro lado, las llamas calcinaron un total de 34.980,47 hectáreas forestales en los cinco primeros meses de este año en España, lo que supone casi cuadruplicar la superficie arrasada en ese mismo periodo del año pasado, un 30 por ciento más que el promedio de la última década y la cuarta cifra más alta desde 2009.

Los datos provisionales proporcionados por las comunidades autónomas al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, indican que entre enero y mayo de este año se produjeron 5.550 siniestros forestales, de los que 2.233 fueron incendios (que arrasaron al menos una hectárea) y 3.317 conatos (con menos de una hectárea quemada).

Ese total de siniestros ha arrasado 34.980,47 hectáreas forestales en los cinco primeros meses de este año, un dato sólo superado en ese mismo periodo de esta década por 2012 (66.865,73), 2017 (45.164,53) y 2009 (37.941,79).

La media del decenio es de 26.846,72 hectáreas calcinadas, con lo que los datos de 2019 suponen un 30 por ciento más que ese promedio. Además, el fuego quemó entre enero y mayo de este año 3,8 veces más que en ese mismo periodo de 2018, cuando quedaron incendiadas 9.090,71 hectáreas.

De las hectáreas arrasadas de enero a mayo, que abarcan un 0,126 por ciento del territorio nacional, un total de 3.271,56 corresponden a vegetación herbácea (pastos y dehesas) y el resto a vegetación leñosa, concretamente 25.855,16 hectáreas de matorral y monte abierto, y 5.853,75 de superficie arbolada.
Volver arriba
Newsletter