Publicidad
El Gobierno fija para diciembre de este año el fin de la minería

El Gobierno fija para diciembre de este año el fin de la minería

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 12/09/2018 A A
Imprimir
El Gobierno fija para diciembre de este año el fin de la minería
Minería El acuerdo elaborado por el Ejecutivo para la transición de la actividad y de las cuencas pretende encauzar "la última fase del proceso de reestructuración"
El cierre de las minas en diciembre de 2018. Sin medias tintas. Éste es el eje central del documento del Gobierno central denominado ‘Acuerdo de medidas excepcionales para una transición justa de la minería del carbón y de las comarcas mineras’, al que ha tenido acceso La Nueva Crónica. Un documento elaborado de forma unilateral por el Gobierno Central, sin tener en cuenta la propuesta que los sindicatos remitieron al Gobierno de Rajoy sobre el sector, y que será presentado este jueves. A grandes rasgos, el documento –técnico y una extensión de 15 páginas- condena a las mineras al cierre en diciembre de 2018, y no profundiza en las medidas sociales.

En el citado texto se señala que «las medidas contenidas en este acuerdo tienen como objetivo encauzar la última fase del proceso de reestructuración sectorial que se ha enmarcado en las distintas regulaciones europeas sobre la industria del carbón», al tiempo que remarca que «se persigue orientar el cese ordenado de las minas de carbón no competitivas antes del 31 de diciembre del 2018 atenuando el impacto que produce la pérdida de puestos de trabajo y las repercusiones de este cierre en la economía regional. Dada la elevada concentración de las minas de carbón en España se trata, en definitiva, de abordar los efectos perjudiciales que el cierre de las minas puede provocar en los mercados laborales regionales, con una sobrecarga de parados del sector minero».

El acuerdo se centra en el cierre ordenado de las minas no competitivas antes del 31 de diciembre
El documento pinta un panorama poco esperanzador para las comarcas mineras, apuntando que «para que se produzca una transición justa resulta, por tanto, urgente y esencial paliar la repercusión que el inminente cierre de las minas no competitivas puede provocar en dichas zonas mineras, donde ya existe un elevado índice de desempleo y limitadas oportunidades de reinserción laboral para unos trabajadores que vienen realizando tareas muy específicas, propias de un sector en crisis, en unos puestos de trabajo que requieren unas características físicas singulares, en particular, un gran desgaste físico, y que se encuentran, una vez que se produzca dicho cierre, sin posibilidades de un empleo alternativo que facilite su integración, en el ya de por sí reducido mercado laboral de esas comarcas».

En lo que se refiere a las ayudas sociales, el acuerdo hace mención a ayudas por costes laborales mediante bajas indemnizadas de carácter voluntario, y a ayudas por costes laborales para trabajadores de edad avanzada o prejubilaciones.

Estas medidas se aplicarán a todas aquellas empresas que han sido perceptoras de ayudas a la producción corriente, teniendo como consecuencia el cierre de las unidades de producción declaradas en el Plan de Cierre del Reino de España que fue aprobado por la Comisión Europea en 2016, recogidas al final del documento en un anexo. Las unidades de producción que se mencionan son Bierzo Alto SL, Carbones Arlanza SL, Carbones San Isidro y María SL, Carbonar SA, Carbones del Puerto SA, Cía Gral Minera de Teruel SA, Coto Minero Cantábrico/ Cía Astur, Encasur SA, Endesa Generación, Hijos de Baldomero García, la Carbonífera del Ebro SA, SA Hullera Vasco-Leonesa, SA Minera Catalo-Aragonesa, y Unión Minera del Norte SA.
Volver arriba
Newsletter