Publicidad
El Gobierno autoriza las 60 plazas de bombero para los parques de la Diputación

El Gobierno autoriza las 60 plazas de bombero para los parques de la Diputación

ACTUALIDAD IR

Marcelo Alonso, Eduardo Morán y Pablo José Bailón junto a los vehículos del Sepeis. CAMPILLO (ICAL) Ampliar imagen Marcelo Alonso, Eduardo Morán y Pablo José Bailón junto a los vehículos del Sepeis. CAMPILLO (ICAL)
Alfonso Martínez | 26/10/2021 A A
Imprimir
El Gobierno autoriza las 60 plazas de bombero para los parques de la Diputación
Comarcas Los Presupuestos Generales del Estado de 2022 permiten su creación y figurarán por tanto en los de la institución provincial
Era el gran escollo que les quedaba por superar a los parques comarcales de bomberos de la Diputación, tan esperados por los vecinos del medio rural como demorados en el tiempo pese a tratarse de un servicio esencial y pese a los constantes incendios en viviendas y naves ganaderas a los que acuden los efectivos municipales de León y Ponferrada.

Pero por fin se ve la luz al final del túnel. El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento (Sepeis) está más cerca de ser una realidad después de que el Gobierno de España haya autorizado la convocatoria de las 60 plazas de bombero que la institución provincial había puesto sobre la mesa para el funcionamiento de los parques.

Fue a finales del pasado año cuando se habían iniciado los trámites para la creación de las plazas a través de una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de Diputación con el objetivo fundamental de habilitar 56 plazas de bombero, cuatro de cabo y una para el jefe del servicio, aunque esta última ya ha sido cubierta por Pablo José Bailón. A mayores, está previsto que se cree una bolsa de trabajo que sirva para cubrir bajas o necesidades extraordinarias que puedan surgir en la prestación del servicio.

Este proceso arrancó a raíz de la sentencia que anulaba la posibilidad de que los bomberos no fuesen funcionarios, tal y como se había planteado en el anterior mandato. Entonces, solo el responsable del servicio y los jefes de cada uno de los parques iban a ser funcionarios. Hubo por tanto que cambiar de planes y el presidente de la Diputación, Eduardo Morán inició los contactos con el Ministerio de Hacienda para trasladar a sus responsables que se trataba de la puesta en marcha de un nuevo servicio de bomberos y para pedir su autorización a la hora de generar las plazas (en caso contrario se tendrían que haber amortizado otras para crear las de bombero).

Ahora, el diputado responsable del Sepeis, Marcelo Alonso, confirma en declaraciones a este periódico que ya ha llegado esa autorización ministerial. De este modo, los presupuestos estatales del próximo año permiten la creación de las plazas que sean necesarias en materia de prevención y extinción de incendios siempre que sea con el fin de dar cumplimiento a las previsiones legales sobre la prestación del servicio. Y como actualmente la provincia no cuenta con parques comarcales de bomberos y la extinción de incendios se presta fundamentalmente a través de dos parques pertenecientes a municipios de más de 20.000 habitantes (León y Ponferrada), ahora la Diputación podrá incluir en sus cuentas la consignación necesaria para esas 60 plazas e iniciar el proceso de selección.

A mayores del asunto del personal, la Diputación ha adjudicado las obras para ejecutar los parques comarcales de Cistierna, Celada de la Vega y Valencia de Don Juan. Estos se sumarían al de Villablino, que se había impulsado en el anterior mandato.

Cabe recordar que la memoria de la red diseñada inicialmente (y aprobada en sesión plenaria de la Diputación) contempla otros dos parques en Bembibre y La Pola de Gordón. Y su futuro ha generado en los últimos meses cierta controversia política. Desde el equipo de gobierno de la institución provincial se apostó por seguir el Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Junta y ejecutar en primer lugar los parques de nivel 2, que son los que ya se han adjudicado. Mientras, los de Bembibre y La Pola de Gordón pasaban a ser de nivel 3, por lo que perdían peso en la escala de prioridades.

Al no incluirse su construcción en el contrato de los de Cistierna, Celada de la Vega y Valencia de Don Juan, el PP denunció que no existía voluntad de construir los dos restantes y argumentó que el plan de la Junta era "de mínimos" y que por encima de esa configuración se podía ampliar el servicio sin problema alguno.

Mientras, desde el equipo de gobierno se defiende que no han renunciado a ninguno de los parques, pero que se va a dar prioridad a poner el servicio en marcha cuanto antes con los de nivel 2 para posteriormente ampliar y acometer los de Bembibre y la Pola de Gordón, algo para lo que piden el apoyo de la Junta. En todo caso, el último plazo marcado por el presidente de la Diputación habla de que el Sepeis funcionará “al cien por cien” antes de que acabe el año 2022.

Además, la institución provincial tiene ya 25 vehículos preparados para la esperada puesta en marcha del Sepeis. 
Volver arriba
Newsletter