Publicidad
El futuro de El Bierzo

El futuro de El Bierzo

OPINIóN IR

09/03/2021 A A
Imprimir
El futuro de El Bierzo
El Bierzo, ese rincón de la provincia de León que es objeto de pasiones, amores y desamores de los que han nacido en él, desconsideraciones de los que alguna vez han tenido acceso a las claves de mando, cierta desazón de los que consideran que es una región desatendida, asombro de los visitantes, indolencia de los que deberían afanarse porque sus tierras y gentes tuvieran más protagonismo y una serie de sensaciones que pocas comarcas pueden poseer como características notables.

Todo aquel que viaja por El Bierzo no comprende bien por qué una tierra que posee tanta riqueza en sus entrañas y en su superficie, no muestre un pleno desarrollo acorde con sus características.

Quizás participe de esa dejadez que sufren las tierras del Norte cuando los mandamases provinciales con representación en los órganos de gobierno se apoltronan y sólo se animan cuando se les mencionan los botillos, las empanadas, los cocidos, el excelente vino, las empanadas y las fiestas locales.

El Bierzo tiene un tremendo atractivo desaprovechado por casi todos los que han tenido tareas de responsabilidad y sólo han ocupado sillones sin más.

La comarca berciana se debe promocionar no sólo con comilonas de renombre que se quedan en una reunión de amiguetes por muy importantes que sean, se despiden y hasta el próximo año. Se trata de algo más serio por supuesto.

Los bercianos necesitan que sus riquezas sean explotadas de forma racional y segura, que sus productos sean considerados y apoyados a todos los niveles, que sus gentes reciban una preparación de acuerdo a los objetivos que merece la comarca, que las instituciones que la representan sean dignas de las expectativas que el desarrollo de la zona requiere y que la región no sea objeto de cambios, chalaneos y subsidios que sólo son remiendos accidentales que originan depresión económica, despoblamiento y la desilusión de los jóvenes.

La buena comunicación de todo tipo, la agilidad administrativa, el avance tecnológico y el emprendimiento deben estar incentivados porque actualmente no existen distancias ni aislamientos de ningún tipo si la logística y la planificación son el objetivo prioritaria arrinconando a la demagogia y al postureo.

El Bierzo tendría un futuro muy prometedor si desarrollara con sosiego las riquezas agrarias y ganaderas que posee, el reservorio mineral, la reserva vegetal, quizás los minerales raros que posea antes que otros más avispados se apoderen de ellos, el agua tan importante para el futuro, la investigación arqueológica, la planificación y conservación de su Camino de Santiago, la indudable riqueza cultural de sus monumentos, un desarrollo turístico más profundo y el estímulo de la riqueza del mejor capital que tiene la comarca berciana que son sus hombres y mujeres.

Indudablemente que hay mucho trabajo para desarrollar y que bien podría ser objeto de desarrollo e investigación por algún departamento de la Universidad que tendría que haber sido el motor y estímulo de la comarca con sus trabajos.

Por supuesto no nos olvidamos de la enorme tarea que deben desarrollar los políticos de la Comunidad y los de León para que esta comarca recobre esa vitalidad que se echa de menos.

Quizás se anime nuestra clase política a mover ficha cuando comprueben el ánimo que tiene un grupo de universitarios bercianos que han retornado a España desde el extranjero y se han reunido para fundar una asociación ‘El Filandón Berciano’ y que tiene como finalidad aportar ideas para repensar la idea de un Bierzo moderno.

Por algo se comienza y desde aquí nuestro ánimo a esos jóvenes de Valtuille.
Volver arriba
Newsletter