Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

El fútbol no es eso

BLOGGINGIR

12/12/2014 A A
Imprimir
El fútbol no es eso
El fútbol no es eso, pero eso está en el fútbol. Hace ya muchos años que sucesos como los de hace unos días con el encuentro no amistoso entre las aficiones del Deportivo y del Atlético de Madrid, afortunadamente no son frecuentes. Menos mal. Pero conviene una pensata que no venga de los hombres del fútbol que, esos, como queda demostrado, son incapaces de arreglar nada. A estos les quitas las entrevistas en televisión, los palcos de los estadios y los restaurantes de 5 tenedores, y se quedan en nada. Parecen políticos. Dan penita.
Pues el tema es mucho más importante de lo que parece. Y difícil de solucionar, que duda cabe. Pero, o le plantamos cara a esos sucesos o los sucesos nos comen por los pies.
No puede ser que unos jóvenes y menos jóvenes, se citen, vaya usted a saber como, con otros jóvenes y menos jóvenes, exactamente para matarse. Que burros. Que poca cabeza. ¿Como pueden surgir esos grupos dentro de las aficiones de los clubes de fútbol?
Y ¿qué ocurre? ¿Los clubes no lo saben? O es que lo saben y alimentan su existencia? Como suele ocurrir, como tantas veces ha ocurrido, cuando algo tan grave nos estalla entre las manos todas las voces son pocas y todas las reuniones, son pocas. Mucho pesar, mucho lamentarse, mucho abrazo e incluso mucho funeral, pero solucionar, nada de nada. Eso no lo arreglan los del fútbol, sencillamente porque no saben.
Cuando se hayan pasado unos días, cuando las aguas vuelvan a su cauce, cuando se hayan cansado de gritar que hay que poner remedio, entonces volverá la calma, la rutina prefiero decir, y de la misma forma que por muchas salidas de emergencia no se puede salir porque no están habilitadas, tampoco se hará nada para evitar esas desgracias que no se deberían producir y que nuestro país, aunque no es Sudamérica en eso, ya ha vivido experiencias tremendas, como la muerte de ese desgraciado hace unos días en Madrid Río, cerca del estadio Calderón.
¿Quién se atreve ahora a ir a un partido de fútbol acompañado de su hijo de 10 años? ¿Nos gustaría que viera ese ambiente tan ‘deportivo’? ¿Eso forja su personalidad y su carácter porque es deporte? Y cuando ya tenga edad para ir solo, ¿es eso lo que le espera? No hay que tener vergüenza en confesarlo. No lo estamos haciendo bien. Mejor dicho, lo estamos haciendo muy mal. Y me da lo mismo el color de la camiseta. Me vale cualquiera con tal de que algunos de sus aficionados no tengan los ojos llenos de ira por meter un gol más que el contrario. Eso solo, valdría.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle