Publicidad
El ferrocarril León-Ponferrada

El ferrocarril León-Ponferrada

OPINIóN IR

29/04/2021 A A
Imprimir
El ferrocarril León-Ponferrada
Por encima de la atención individualizada que toda infraestructura merece, están las consideraciones que nos permiten ver la globalidad del territorio y su economía. Con la distancia que da la visión estratégica podemos entender cómo y por qué crece un territorio, la distribución de sus flujos económicos.

La provincia de León dispone de un corredor que va de este a oeste, terminando en sus extremos en dos bifurcaciones, donde se concentra la red de comunicaciones. Sobre él encontramos una carretera redia (las que tienen dos carriles de 3,5 metros más arcén), un autovía o autopista en paralelo, y una vía de ferrocarril en la misma disposición. En una de sus zonas medias se sitúa un aeropuerto civil y tres bases militares con campos de maniobras que las hacen imprescindibles. Las dos bifurcaciones, en los extremos del corredor, se encuentran en Villamartín de la Abadía (hacia Lugo y hacia Orense), y en Sahagún (hacia Burgos y hacia Palencia).

Incluyendo la franja lateral del corredor –con distancia inferior a 20 kms–, descubriremos que ese larguero, contiene más de 370.000 habitantes de los 450.000 de la provincia. Además, agrupa 66 concentraciones empresariales de las menos de 90 que existen en la provincia. Las dos mayores ciudades (León y Ponferrada), cuatro de las seis ciudades intermedias de 5000 habitantes (Cacabelos, Bembibre, Astorga y Valencia de Don Juan) y los mayores polígonos industriales están sobre este eje central.

Al conjunto de este eje central y a las concentraciones laterales que orbitan en torno a Fabero-Villablino, La Bañeza, La Robla, Villamañán y Cistierna, que reúne caso 400.000 personas, lo denominamos algunos «Vertebral Leonesa». Ahí se juega nuestro futuro. Sin embargo, la Vertebral Leonesa tiene una debilidad destacada: el ferrocarril León-Ponferrada mantiene un trazado de hace siglo y medio, la velocidad de tránsito es reducida y, si no mejora, se cerrará.

En el eje central residen industrias pesadas y otras en las que el movimiento masivo de mercancía aconseja el transporte ferroviario. El desarrollo industrial de la Vertebral Leonesa exige la mejora del ferrocarril León-Ponferrada. Además, permitiría el movimiento de viajeros entre poblaciones, polígonos y bases militares.

Los fondos Next Generation EU tienen entre sus objetivos que la economía europea mejore en eficiencia, movilidad y sostenibilidad medioambiental. La transformación del ferrocarril entre Astorga y Ponferrada entra de lleno en esos objetivos. Los intereses de León exigen la petición del nuevo trazado del ferrocarril León-Ponferrada, que beneficiará a la trama económica leonesa en su conjunto.
Volver arriba
Newsletter