Publicidad
El ferrocarril León-Oviedo

El ferrocarril León-Oviedo

OPINIóN IR

23/09/2021 A A
Imprimir
El ferrocarril León-Oviedo
La apertura de los andenes subterráneos de León trajo numerosas declaraciones en torno al soterramiento y a la Variante de Pajares. Muchas se centraron en deficiencias de la obra, reducida a la mínima expresión en la ciudad legionense e inoperante aún en el trayecto astur-leonés. Sin embargo, la foto fija de hoy no debiera ocultar la perspectiva sobre el calado de esta obra.

El Plan Director de Infraestructuras de 1992 hizo un diagnóstico sobre los potenciales corredores del desarrollo en España. Actualmente todos ellos se han configurado como ejes industriales, salvo los del interior del noroeste. León era una pieza fundamental en el crecimiento del pasillo industrial hacia Asturias y Galicia. El ataque de la Junta de Castilla y León a la economía leonesa ha producido la desarticulación de esos corredores y, con ello, del noroeste como conjunto.

El ferrocarril de velocidad alta a Oviedo, con doble uso para pasajeros y mercancías, permitirá recuperar, aunque tarde, algo de esta oportunidad. La línea León, La Robla, Pola de Gordón, Pola de Lena, Mieres, Oviedo, Gijón tiene en sus bordes unos 750.000 habitantes con todas las actividades económicas asociadas. Disponer de una conexión rápida es crucial para mejorar la eficiencia de todo el sistema. Que desde León se pueda llegar a Oviedo en menos de una hora, o en la hora a Gijón es clave para dar nuevas oportunidades a empresas y habitantes.

Por otro lado, la conexión ferroviaria León, Villadangos, Astorga, Bembibre, Ponferrada, Toral de los Vados, El Barco de Valdeorras es una infraestructura fundamental por las mismas razones. Si bien la población asociada es algo menor: unos 350.000 habitantes resulta crítica para dar cuerpo a los principales nodos urbanos e industriales galaico-leoneses. La continuidad hacia Monforte de Lemos, a 70 kms., es la siguiente prioridad.

Que una ministra acuda a la variante de Pajares y que solo aluda a la necesidad de unir Asturias con Madrid denota una aguda ignorancia sobre las necesidades del noroeste. León y Ponferrada son piezas fundamentales en ese marco. La mencionada área logística en Valladolid no puede sustituir otras infraestructuras similares en la provincia de León, pues las mercancías del noroeste ni se remiten actualmente hacia allí ni se enviarán.

Valladolid está desituado respecto a la posición geográfica óptima para desempeñar el papel de distribuidor del noroeste. Obliga a aumentar los desplazamientos, contaminación, costes y tiempos de viaje. La vía León-Oviedo facilitará la redirección multimodal de las mercancías desde León hacia Madrid, Sevilla, Barcelona, Oporto o La Coruña a menor coste.
Volver arriba

Newsletter