Publicidad
El ejemplo de Luque

El ejemplo de Luque

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Pablo Campos | 25/03/2021 A A
Imprimir
El ejemplo de Luque
Opinión Por Pablo Campos
Arrastrará menos puntos de los debidos y ha dejado sensaciones contradictorias, como las últimas decisiones tomadas. Le cae al pelo el tópico, puede ganar y perder con cualquiera, pero está hecho para más. La Cultural que buscará los play-offs de ascenso tiene un aspecto desconcertante y en poco se parece al equipo que más ilusionó en una primera fase marcada por el relevo en un banquillo que cogió Idiakez con una decisión, igual que su apuesta, voraz. De aquel equipo atrevido, vertical y que se rompía con la fragilidad de un cristal queda, sin embargo, el recuerdo. Las limitaciones físicas de su plantilla le alejaron del rock and roll y a las puertas de abril aún camina entre pruebas.

Anda Idiakez dando vueltas al plan B, a una alternativa, de nombres y sistemas, que sea eficaz sobre la marcha porque de su idea primaria no se moverá. A la espera del estado de Kawaya hay nueve futbolistas indiscutibles y Rovirola, Álvaro, Pipo, Héctor o Bravo completarán el equipo. Es decir, la moneda de cambio habitual cuando el técnico consideró que había algo muy importante en juego a costa de perder luego un comodín por el camino. Enfocó la segunda etapa de la liga promocionando y no asentando, descansando y no apretando. Se lleva la exuberancia de Montes como central y las posibilidades de Luque, un futbolista perdido entre vaivenes posicionales.

Oposita con asistencias y goles, cuenta con el apoyo popular y tiene una cabeza envidiable, poco común en su gremio. No se acomoda en discursos edulcorados y exige más. ¡Cómo no se le va a exigir a esta Cultural estar entre los dieciséis mejores!. Por historia, recursos y futbolistas no debe aspirar a menos, por mucho que les vendan que se ha tocado el cielo de la Pro. No lo compren. Será favorito y dispone de argumentos a expensas del giro de tuerca que le convierta en un equipo plenamente fiable. Lleva dos meses en un mar de dudas, primero en el remate y después en el juego. Tiene más de lo que demuestra, pero no lo encuentra. Luque, por ejemplo.
Volver arriba
Newsletter