Publicidad
El ejemplo de los Alonso

El ejemplo de los Alonso

DEPORTES IR

Eloy y Félix, durante un partido y un entrenamiento. | SVAROG / DIARIO DE BURGOS Ampliar imagen Eloy y Félix, durante un partido y un entrenamiento. | SVAROG / DIARIO DE BURGOS
Jesús Coca Aguilera | 19/11/2021 A A
Imprimir
El ejemplo de los Alonso
Opinión Por Jesús Coca
Irte al extranjero para encontrar la oportunidad de hacerte o recuperar un nombre y optar a cargos mayores. Dejar en tu tierra a la familia y seres queridos, marcharte solo a miles de kilómetros, a integrarte en una cultura distinta, a competir en una liga de nivel inferior a la de España. Y una vez allí, conseguir resultados y superar las expectativas en absolutamente cada equipo al que acudían.

Ese resumen se puede aplicar a la trayectoria que en la última década han tenido dos entrenadores leoneses. Dos Alonso, Félix en baloncesto y Eloy en fútbol sala, que sacrificaron muchas cosas por amor a su pasión, salieron fuera a demostrar su valía y a base de trabajo y buenos resultados en cada sitio donde iban fueron creciendo... y lo seguirán haciendo.

Lo habitual no es lo de Xavi. Que por haber sido uno de los mejores jugadores de la historia te regalen un puesto como entrenador en uno de los equipos más potentes sin haber demostrado nada antes en esa faceta. Lo normal es que te toque crecer desde abajo. Aprovechar las oportunidades, tener la suerte de estar en el momento indicado en el lugar justo y trabajar pero también ser válido, porque puedes ser el tío más currante del mundo pero por sí solo eso no es suficiente.

Es lo que le tocó a Félix. Entró pronto en la rueda de los banquillos y con poco más de 30 años ya era primero en Leb Oro en Los Barrios, pero hastiado del basket lo dejó para ser representante. ¿Volver cuando te sales del círculo? Es poco menos que una quimera. Pero él luchó por intentarlo. Portugal, Suecia, Polonia, un ascenso a ACB con Palma que se escapó in extremis y ahora, por una destitución, una oportunidad con Burgos que debería ser temporal, pero si va bien, ¿quién sabe? De momento ya la inició ganando en Europa.

El sendero ha sido largo y aún tiene mucho por caminar en él. Pero su recorrido es un ejemplo para todos los que sueñan con ser entrenador. También para ese Eloy que de momento lo calca, estando todavía en un punto más lejano, pero con pasos exitosos por Francia, Chipre, Chequia y ahora Italia, donde suma ya tres triunfos seguidos con el histórico Arzignano.

Dos grandes técnicos. Dos grandes personas. Dos de esos tipos de los que te alegras inmensamente de que les vaya bien.
Volver arriba
Newsletter