Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El disputado chalé del señor Álvarez

El disputado chalé del señor Álvarez

ACTUALIDAD IR

Una de las entradas de la casa de la familia Álvarez en Salamón. | L.N.C. Ampliar imagen Una de las entradas de la casa de la familia Álvarez en Salamón. | L.N.C.
David Rubio | 22/09/2015 A A
Imprimir
El disputado chalé del señor Álvarez
Montaña Oriental Los hijos de David Álvarez se disputan la propiedad del molino familiar de Salamón
Incluso con viñedos por el medio, la historia de la familia Álvarez empieza a recordar, casi paso por paso, a la de los protagonistas de Falcon Crest, la célebre serie televisiva de los ochenta. Con matices en el argumento, con personajes en los que cada cual encontrará su propio parecido, el abierto enfrentamiento que existe entre algunos de los hijos del empresario David Álvarez llegó la semana pasada a tierras leonesas.

A muy poca distancia de la hermosa localidad de Salamón, perteneciente al Ayuntamiento de Crémenes, «Don David», como se le conoce por la comarca, adquirió un molino hace casi cuatro décadas en el que pasa los veranos (éste último ha estado un par de semanas, hasta primeros de septiembre) y en el que ha celebrado fiestas y acogido a ilustres invitados. En el fondo de un precioso valle, con el río pasando por debajo de la casa, el lugar ha sido escenario de numerosos encuentros familiares, pero de los encuentros se ha pasado a los enfrentamientos y se producen situaciones ciertamente surrealistas. María José, la más conocida de las hermanas en León y la única que mantiene el apoyo a su padre, ordenó la presencia de un guardia de seguridad de la empresa Eulen, que aún controla y que ha sido una de las principales fuentes de ingresos de la familia. Los otros hermanos contrataron a un guardia de seguridad de Securitas y pusieron un candado en una de las puertas de acceso. El resultado fue que, durante algo más de un día, dos guardias de seguridad de diferentes empresas custodiaron una misma casa. Al final intervino la Guardia Civil en el molino reside ahora una nueva pareja de caseros.

En círculos empresariales (y judiciales) el enfrentamiento entre los herederos de David Álvarez es sobradamente conocido, pero en la montaña leonesa ha levantado gran revuelo esta situación. Hasta ahora, la pugna se centraba por hacerse con el poder de El Enebro, grupo empresarial que aglutina tanto los viñedos de Vega Sicilia como la cárnica Valles delEsla, así como negocios inmobiliarios.Tras varios reveses judiciales, el consejo de administración está ya dominado por los hijos que no aprueban la gestión de su padre, que sólo mantendría el control sobre Eulen.
Volver arriba
Newsletter