Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El disputado 4º diputado por León

El disputado 4º diputado por León

OPINIóN IR

23/04/2019 A A
Imprimir
El disputado 4º diputado por León
No dejan de aparecer nuevas encuestas sobre la intención de voto día tras día. Encuestas confeccionadas con los datos resultantes de un número determinado de llamadas telefónicas realizadas al azar. Dichas encuestas en la mayoría de ocasiones no mencionan datos sobre su realización, tales como: número de personas encuestadas, edades de las mismas, poblaciones elegidas para la muestra, y lo que es peor, sin margen de error utilizado, por lo que se debe considerar el 0,2% por defecto. Es decir, por poner un caso, si el 52% de los entrevistados en una encuesta da una cierta respuesta, no podemos decir alegremente que «más de la mitad de los españoles» tienen tal opinión, porque ese 52 % es solo una aproximación al porcentaje que realmente existe en la población. Sabemos que no está lejos del 52%, pero podría ser mayor o menor del 50%.

Como decíamos, la mayoría de las encuestas no refieren este «error de muestra» o «margen de error», es más, en algunos casos este puede superar porcentajes que en Ciencia Política no tendrían validez y no podrían ser tenidos en cuenta. Aun así, dichas encuestas salen a los medios de comunicación como si nada, generando una percepción equivocada en la ciudadanía.

A este respecto, la Ciencia Política y sus profesionales los Politólogos (denostados en la mayoría de los casos ya que ni están presentes en la realización de las encuestas realizadas por los medios de comunicación o los partidos políticos), realizan los estudios sobre la intención de voto considerando la tendencia más utilizada: el método cuantitativo, esto es, mediante cálculo sobre datos extraídos de una muestra que se puede medir numéricamente, con datos matemáticos y sus fórmulas, en los que no se tienen en consideración otras variables que no pueden ser medidas numéricamente.

Pero hay otra tendencia en Ciencia Política que está mayoritariamente apartada de las encuestas actuales y que no debe ser obviada. Este es el método «cualitativo», es decir: una medición realizada mediante la observación de grupos y sus opiniones, en las que el observador científico (Politólogo) estudia las diferentes tendencias dentro de este grupo reducido determinado, sacando las conclusiones, que determine su observación y experimentación.

Debemos puntualizar que ambas tendencias, la cuantitativa y la cualitativa, son complementarias y pueden realizarse ambas simultáneamente eligiendo en cada caso la que mejor se adapte al estudio que se quiere realizar. Dicho de paso, esto no se está llevando a cabo debido al aumento del coste económico que este tipo de encuestas pueden provocar.

Pero vayamos al Grano. ¿Qué pasará en León? Por número de habitantes, a la provincia de León le corresponden 4 diputados al Congreso en estas Elecciones 2019. Según todas las encuestas y analizando los datos actuales, el reparto de diputados en estas condiciones sería: 2 diputados para el PSOE y 2 diputados para el PP (con los datos obtenidos por el método cuantitativo).

Como las encuestas suelen errar en algunos casos y teniendo en cuenta lo referido anteriormente, he querido confeccionar otra encuesta, una encuesta realizada mediante la observación de varios grupos sociales de diferentes ámbitos y tendencias políticas ideológicas diferenciadas. Para ello, he formulado varias preguntas en diferentes ‘chats’ de redes sociales (bastante más fiables que las llamadas telefónicas, y por otro lado más actuales a la realidad social), manteniendo el secreto respecto al motivo de la realización de dichas preguntas, evitando de este modo respuestas sesgadas (manipuladas o influenciadas) de los integrantes de los grupos, utilizando un método puramente «cualitativo» (observacional).

El resultado, no ha podido ser más sorprendente:

Aunque se mantiene la tónica del análisis de las encuestas, que refieren 2 diputados para PSOE y 2 para el PP, se observa otra clara tendencia en diferentes grupos de ‘chats’ en los que el resultado puede arrojar 1 diputado para VOX, colocándolo como tercera fuerza política en la provincia y se denota un serio castigo para las formaciones mayoritarias: PP y PSOE incapaces de frenar la pérdida de votos. Por otro lado, no se aprecia un aumento de votos determinante en Ciudadanos ni en Unidas Podemos, que por este motivo quedan fuera del juego por la obtención el disputado diputado.

La pérdida de votos, tanto de los partidos de izquierdas como de derechas, favorece al partido VOX, en la cresta de la ola y en pleno éxtasis mediático.

El partido que asumiría la pérdida de este diputado sería el PP, según los resultados que arroja la Ley D’hont utilizada para el computo de reparto de escaños a nivel provincial.

¿Será esta la misma tendencia a nivel nacional? ¿Será VOX tercera fuerza política en nuestro país, siguiendo la tendencia en numerosos países de la Unión Europea? En nada obtendremos la respuesta.

No podemos finalizar sin nuestra cita del día:

«No hay que sobrestimar lo inusitado. Hay que dotar de aguijones a lo común y corriente».
Elías Canetti
Volver arriba
Newsletter