Publicidad
"El de Lillo es el único pinar autóctono de España"

"El de Lillo es el único pinar autóctono de España"

CULTURAS IR

El pinar de Lillo es el único pinar autóctono que existe en España. En él crece el pino silvestre (Pinus sylvestris). Ampliar imagen El pinar de Lillo es el único pinar autóctono que existe en España. En él crece el pino silvestre (Pinus sylvestris).
Fulgencio Fernández | 08/05/2020 A A
Imprimir
"El de Lillo es el único pinar autóctono de España"
Naturaleza Los árboles y bosques son un gran patrimonio olvidado durante mucho tiempo; Chema Escapa es un gran conocedor de ellos, sobre todo los de la Montaña Oriental, donde hay pinares únicos, dos hayedos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco...
Picos de Europa suena a un todo muy grande y tal vez olvidamos que, por ejemplo, dentro de ese Parque Nacional hay dos hayedos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (el Hayedo de Cuesta Fría y del Hayedo de la Canal de Asotín); Lillo es un nombre lleno de sugerencias y su pinar una referencia, pero tal vez olvidamos que este pinar es el único pinar autóctono que existe en España. Y que en el corazón de cualquier bosque vive un árbol espectacular, cuya inmensidad solo entiendes cuando te colocas ante él y ‘te comparas’...

Quien sabe, aprecia, visita y defiende estas joyas, sobre todo de la Montaña Oriental leonesa, es José María Escapa, que lleva los bosques en su cabeza y cree, que en estos días que comienza a ser viable pasear, moverse... «los árboles singulares son una parte fundamental de nuestro patrimonio natural. Y como tal suponen un destino muy interesante para el visitante, tanto por el aspecto tan impresionante que tienen muchos de ellos (tamaño, edad, forma, etc.), como por su gran valor ecológico».

Reconoce que, pese a ello, muchos  han pasado desapercibidos durante demasiados años pero habla con optimismo pues «cada vez son más las instituciones que están dando a conocer estos árboles singulares convirtiéndoles en un reclamo turístico. Es importante dar a conocer estos tesoros naturales, pero siempre desde el respeto a la naturaleza y dentro de los valores del turismo sostenible». Y nos acerca un ejemplo que ilustra bien el camino a seguir con este patrimonio. «Recientemente la Diputación de Burgos ha elaborado un catálogo con 111 árboles singulares. Además, pondrá a disposición de todos los municipios una ordenanza para la protección del arbolado de interés local, ya sea público o privado. Y en ella se reflejan multas de hasta 3.000 euros para los que incumplan estas medidas protectoras».

Regresando a su Montaña Oriental Leonesa Escapa califica de muy importante su riqueza paisajística y natural y recuerda que algunos de sus bosques son los mejor conservados de toda la Península Ibérica. Y cita algunos ejemplos. «Sin ir más lejos en la Montaña Oriental, dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, hay dos hayedos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata del Hayedo de Cuesta Fría y del Hayedo de la Canal de Asotín».

El pìnar de Lillo

Pero no son los únicos, además de  estos hayedos de Picos de Europa recuerda Chema  Escapa que en la Montaña Oriental hay varios más con un alto grado de conservación: «Destaca el Pinar de Lillo, que es una auténtica joya de la flora ibérica. Es el único pinar autóctono que existe en España. En el crece el pino silvestre (Pinus sylvestris), y además en su interior podemos encontrar otras especies como el haya, el roble, el serbal de cazadores, el abedul, el acebo, etc. Pero también es interesante mencionar la existencia en el interior del pinar de diversas turberas, formaciones vegetales que aumentan el valor natural del lugar».

Los estudios realizados con el carbono 14 sobre sedimentos procedentes del subsuelo en estas turberas, explica este gran conocedor de estos bosques,  «permiten darle una edad de 4.000 años, lo que le convierte además en una singularidad en el sur de Europa, que junto a los pinares escoceses marca el límite occidental del pino silvestre autóctono».
Para completar el incuestionable valor de este bosque nos recuerda Escapa que «también hay que destacar la riqueza micológica de este bosque, con mas de 1000 especies diferentes de hongos catalogadas por el micólogo leonés Juan Antonio Sánchez Rodríguez». Y es que la micología es otra de las grandes pasiones de Escapa.

A la hora de elegir otros bosques bien conservados de la Montaña Oriental Leones cita tres: «También son bosques muy bien conservados el Bosque de Hormas en Riaño, el Bosque de Pardomino en Boñar o el Sabinar de Crémenes» para recordar a sus posibles visitantes que «el acceso a estos 4 bosques está restringido y sólo se puede acceder a él con una autorización de la Junta de Castilla y León». En el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, Sección Espacios Naturales (Avda. Peregrinos s/n). Tel. 987 296 100. Fax: 987 296 125 se obtienen los permisos y la información.

Y bajando a los árboles, en singular, aquellos que también merecen un paseo con destino a su rincón José María Escapa tampoco oculta sus preferencias: «Me voy a quedar con cinco: El Haya de Valdosín (de 23,50 metros y 350 años); el Roblón de Hormas (probablemente el más longevo de la provincia, con 16 metros de altura); el Roblón de la Plata de Sabero(de 18 metros y 668 años);el Roblón del Prao Barrial de Oseja de Sajambre (considerado como el árbol silvestre más alto de la provincia de León con 27,50 metros y 842) y  el Tejo de Borbonejo, en Aleje (de 9,50 metros y 1119 años de edad estimada».

Bien merecen un paseo.
Volver arriba
Newsletter