Publicidad
El CSD ve "indicios de acoso y abuso" de Ruth Fernández y su equipo técnico

El CSD ve "indicios de acoso y abuso" de Ruth Fernández y su equipo técnico

DEPORTES IR

Ruth Fernández, durante una competición. Ampliar imagen Ruth Fernández, durante una competición.
Jesús Coca Aguilera | 13/05/2021 A A
Imprimir
El CSD ve "indicios de acoso y abuso" de Ruth Fernández y su equipo técnico
Gimnasia rítmica La Resolución de la Dirección General de Deportes ve "omisión y ausencia de reacción de la Federación" y pide que se "apliquen medidas disciplinarias"
"El procedimiento de instrucción desarrollado por las Delegadas de Protección del CSD concluye con indicios ciertos de comisión de abuso y acoso por parte de la entrenadora Ruth Fernández y su equipo técnico hacia Claudia Jaimez, durante su época de gimnasta en el CAR de León. Asimismo, revela indicios de omisión y ausencia de reacción frente a los mismos por parte de la Federación de Gimnasia Rítmica".

Es la conclusión, durísima para las responsables del Club Ritmo leonés, que refleja la Resolución de la Dirección General de Deportes tras el procedimiento abierto por la denuncia de la madre de la gimnasta, que provocó que se abriera expediente "con funciones de investigación, averiguación e inspección de la materia".

La sanción del CAR iría de un mes a un año sin usar las instalaciones si la considera como infracción muy grave Una vez concluida la misma, la dura conclusión a la que llegan hace que soliciten "la aplicación del Reglamento de Régimen Interno al Centro de Alto Rendimiento de León", solicitando "imponer las correspondientes medidas de actuación disciplinaria frente a Ruth Fernández y su cuerpo técnico: Nuria Castaño, Eva Pelayo y Beatriz Brito".

Según el reglamento público del CAR, la sanción iría de 8 días a un mes sin usar las instalaciones en caso de considerarse incumplimiento grave; y de un mes a un año si, como parece que puede obligar la resolución, se califica como muy grave.

Además, también lanza un dardo a la Federación al "recordarle la responsabilidad derivada de sus competencias, en relación con la salud de sus deportistas, y la firmeza necesaria de reacción ante conductas que puedan mermar el correcto desarrollo físico, psicológico y deportivo de los menores de edad".
Volver arriba
Newsletter