Publicidad
El coste de pisar demasiado el acelerador

El coste de pisar demasiado el acelerador

ACTUALIDAD IR

Control de la Guardia Civil de Tráfico en la localidad de Puente Villarente en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Control de la Guardia Civil de Tráfico en la localidad de Puente Villarente en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 08/08/2021 A A
Imprimir
El coste de pisar demasiado el acelerador
Seguridad vial El exceso de velocidad acapara más de la mitad de las multas que se impusieron el año pasado en León. La cifra total cayó por el confinamiento hasta una media de 120 al día
El confinamiento social decretado en marzo del pasado año para frenar la primera ola de la pandemia de coronavirus trastocó todas las estadísticas y la referida a las multas de tráfico no ha sido una excepción.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha hecho público el balance definitivo del pasado ejercicio y en el caso de las carreteras de la provincia de León refleja un total de 43.765 sanciones, lo que supone una media diaria de 120. Además, las limitaciones a la movilidad en la etapa más dura de la crisis sanitaria provocan un descenso superior a 26 puntos en las infracciones detectadas entre los conductores leoneses, puesto que la cifra de 2019 se había situado en un total de 59.383, cifra que suponía una media diaria de 162. Además, el dato del pasado año es el más bajo de los registrados en la última década.

En todo caso, la provincia acumula ya cuatro años de descensos continuados en el número de leoneses ‘cazados’ por un radar cuando superaban la velocidad máxima establecida o por una patrulla superando la tasa de alcohol permitida, sin llevar el cinturón de seguridad puesto o cometiendo cualquier otro tipo de infracción de las que están tipificadas en las normas de circulación.

En este sentido, la estadística que facilita la DGT incluye datos disgregados en función de los preceptos infringidos por los conductores. Y pisar demasiado el acelerador es con mucha diferencia la principal causa de sanción en la provincia. Más de la mitad de los expedientes corresponden al trabajo de los radares fijos y móviles en las carreteras leonesas. Son concretamente 23.546, de los que 17.125 corresponden a dispositivos de control de velocidad fijos y 6.421 a los móviles.

Vehículos sin ITV

Llama la atención que después del exceso de velocidad, la segunda causa más habitual por la que son multados los leoneses es no tener en regla la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Fueron concretamente 5.904 las multas impuestas el pasado año por este motivo.

Con cifras ya un poco inferiores están los 1.460 leoneses sancionados por no tener el vehículo asegurado o los 1.215 por conducir manejando el teléfono móvil, que se ha situado en los últimos años como una de las principales causas de muerte en las carreteras.

Otro de los datos llamativos es que a estas alturas haya aún 1.183 leoneses que hayan sido multados por no llevar el cinturón abrochado.

Mientras, las infracciones a la hora de parar en la vía pública o de aparcar el vehículo se saldaron el pasado año con un total de 1.028 multas en la provincia y por detrás se sitúan las vinculadas a aquellos que conducían sin tener carné en vigor o con el saldo de puntos agotado. Fueron concretamente 892.

El listado continúa con las sanciones por cuestiones relacionadas con la documentación del vehículo (885) o con el mal estado de los neumáticos (681).

No cumplir con la obligación legal de identificar al conductor de un vehículo que comete una infracción en caso de que no fuese su titular es otro de los preceptos que parecen en el listado de la DGT y en la provincia de León se contabilizaron 589 multas de este tipo.

Por detrás se sitúan las impuestas a aquellos que se ponen al volante superando la tasa de alcohol permitida (584) y a quienes muestran un comportamiento indebido cuando son parados en un control (460).

Conducir tras haber consumido droga (438), mala utilización del alumbrado (380), no respetar un ceda el paso o un stop (260), conducir de manera negligente (201), desobediencia a las señales de tráfico o a las indicaciones de los agentes (179) o circular de manera temeraria o en sentido contrario (116) son otras de las infracciones que aparecen en el balance de la DGT referido a la provincia de León durante el pasado año, que estuvo marcado por un descenso importante de la movilidad y del número de multas.
Volver arriba
Newsletter