Publicidad
El corzo, la cabra

El corzo, la cabra

OPINIóN IR

03/02/2020 A A
Imprimir
El corzo, la cabra
Recuerdo con mucho cariño el cuento colectivo organizado por el periodista navarro @allendegui en Twitter hace unos cuantos años. El primer relatweet se publicó completo el 7 de diciembre de 2009, después de que tweet a tweet los participantes en la experiencia fuéramos dando forma a una narración completa. Hace una década, por simplificarlo mucho, Twitter era de otra manera y experiencias como estas me resultaban inspiradoras para buscar nuevas formas de narrar o de superar la relación unidireccional entre el narrador –de lo que sea– y el público –en las redes sociales–.

Como dije, con el tiempo Twitter fue cambiando y yo acabé por darme de baja, por múltiples razones. Pero me sigo fijando en muchos de los fenómenos del pajarito. Sin ir más lejos, el sábado disfruté mucho con el hilo que abrió @TeresaRodr_ para buscar sinónimos de «ese gachón no está weno, jamía», que fue la respuesta de su madre a lo que quiera cada cual pensar que exhibió @Ortega_Smith disparando en tirantes junto a unos militares. Llegaron respuestas de toda España y más allá con ingenios como «peinar bombillas» o «no tener todos los patitos en fila». Eché de menos expresiones tan de aquí como lo de la «matina de habas», el «cesto de gatos», «una madreña» o «una chota». Excluyo lo de la cabra, por común, y porque recientemente he descubierto una nueva acepción para ‘cabra’, un localismo de La Valduerna, donde con ‘cabra’ también se refieren a los corzos. Si no lo sabes puede causar alguna extrañeza, nada que entorpezca la vida diaria, pero resulta que llamar cabra a los corzos tiene más lógica de la que parece porque el nombre científico de este cérvido es ‘capreolus capreolus’. Una vez más, como en el caso del hilo abierto por @TeresaRodr_ , aunque cada uno podamos elegir muchas expresiones diferentes, al final está claro que nos estamos refiriendo a lo mismo.
Volver arriba
Newsletter