Publicidad
El corazón también puede ser plateado

El corazón también puede ser plateado

CULTURAS IR

Una de las ilustraciones que forman parte del libro ‘Corazón de plata’, octavo de la colección de literatura infantil y juvenil ‘Charín’. | FERNANDO NORIEGA Ampliar imagen Una de las ilustraciones que forman parte del libro ‘Corazón de plata’, octavo de la colección de literatura infantil y juvenil ‘Charín’. | FERNANDO NORIEGA
Pedro J. Abajo | 30/06/2016 A A
Imprimir
El corazón también puede ser plateado
Literatura infantil La Feria del Libro de La Bañeza volverá a abrir con un trabajo de la Fundación Conrado Blanco, la última antología poética de la colección ‘Charín’
De plata se apellida el último volumen de la antología poética ‘Charín’, una colección de literatura infantil y juvenil que edita la Fundación Conrado Blanco de La Bañeza y que este jueves a las 20:00 horas protagonizará la puesta de largo de la Feria del Libro que se celebra durante todo el fin de semana en la Plaza Mayor.

‘Corazón de plata’ es uno de los últimos trabajos que sale a la luz gracias al mecenazgo de la fundación que lleva el nombre del que fuera Cronista Oficial de La Bañeza y continúa la serie iniciada por ‘Corazón de luna’ en el año 2009. Tras él otros seis corazones en forma de ángel, cielo, estrella, oro, sol y nube han ido dando forma a este proyecto dirigido por la profesora Mª del Camino Ochoa y destinado, fundamentalmente, a los más pequeños.

Uno de los aspectos más llamativos de la colección ‘Charín’ y de ‘Corazón de plata’ es el contenido gráfico, obra del ilustrador madrileño Fernando Noriega y parte fundamental de una obra "única, capaz de enseñar y conmover con toda la eficacia educativa y toda la belleza rítmica que posee el lenguaje poético", tal y como apunta en el prólogo la escritora Raquel Lanseros, quien está convencida de que este libro "logra la difícil labor de aunar contenido didáctico y atractivo literario en un mismo volumen".

Autores de la talla de Apuleyo Soto, José Luis Puerto, Lola Catalá, Pilar Geraldo, Ana Mª Romero Yebra, Carlos Reviejo o José González Torices, entre otros, completan la nómina de autores capaces de captar la atención de quienes dan sus primeros pasos en la lectura, pero también el interés de los no tan niños. Para los más pequeños, como es habitual en la colección, tras una primera parte de poemas, el libro incluye un apartado didáctico donde los pequeños lectores pueden demostrar su capacidad de interpretación y creatividad.

Camino Ochoa, responsable de la colección, reflexiona en este número sobre la "situación de desamparo" en la que se halla en estos momentos la literatura infantil y propone algunas estrategias para fomentar el uso de la poesía en el aula o en las bibliotecas, donde los fondos suelen ser inferiores a los textos en prosa dedicados a los niños. Precisamente, para ellos la Fundación Conrado Blanco lleva siete años patrocinando esta colección que ha conseguido con un éxito notable introducir en las aulas de los colegios leoneses la literatura infantil y juvenil.
Volver arriba
Newsletter