Publicidad
El comienzo de "una Semana Santa que será distinta y dura"

El comienzo de "una Semana Santa que será distinta y dura"

ACTUALIDAD IR

Un momento del pregón de la Semana Santa de León que ofreció este sábado Xuasús González en el Auditorio de León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Un momento del pregón de la Semana Santa de León que ofreció este sábado Xuasús González en el Auditorio de León. | SAÚL ARÉN
S. Jorge | 21/03/2021 A A
Imprimir
El comienzo de "una Semana Santa que será distinta y dura"
Semana Santa La Pasión leonesa se inicia con el pregón ofrecido por Xuasús González, un año después de que fuera suspendida por el covid, y que no tendrá procesiones
El Auditorio de León volvió a acoger dos años después el pregón oficial de la Semana Santa. Una ocasión que siempre es especial para las cofradías y hermandades, para los papones y amantes de la Pasión de la capital, pero sobre todo para el protagonista de la noche. Y en esta ocasión más aún, después de que en 2020 se suspendiera por culpa del covid-19, que impidió a Xuasús González subirse al escenario ante cientos de hermanos.

El fundador de La Horqueta y coordinador del suplemento LNC Cofrade de La Nueva Crónica cumplió este sábado por fin con esta ilusión que ha tenido durante tantos años. Apasionado como es de la Semana Santa, pero también un ferviente conocedor de todas sus tradiciones, cultos y procesiones, quiso dar un tono de sobriedad a sus palabras durante toda su intervención. No dudó por tanto en destacar que se iniciaba «una Semana Santa que será distinta y dura», porque las restricciones por la pandemia y, sobre todo, la falta de procesiones, harán que no se pueda vivir con toda la profundidad habitual estos días de entrega a la fe. O sí, porque González resaltó que más allá de lo diferente que serán estas diez jornadas respecto a otros años, continuarán las muestras del cristianismo que marcan estos actos. «Sí estarán los templos abiertos y participaremos, en hermandad, en comunidad, en diferentes cultos. Pero, sobre todo, podremos visitar a esa imagen a la que profesamos especial devoción. Y rezarle. Y cruzar con ella esa mirada que ya lo dice todo. Y pedirle que nos ayude. Y darle gracias, que siempre hay motivo para ello», expuso ante un devoto Auditorio y junto a una cruz que recordaba a las personas que han perdido la vida durante este último año por culpa del coronavirus.

«Uno, mientras ansía que esta pesadilla de la pandemia llegue a su fin, no puede dejar de pensar en lo mucho que ha sufrido la sociedad en este año largo; en el daño que ha hecho, y sigue haciendo, la covid-19; en el miedo y el dolor que ha sembrado en la sociedad; y en tantos fallecidos –entre ellos, no pocos papones a los que nunca podremos agradecer lo suficiente su labor– a quienes hoy, sobre este escenario, recuerda esa cruz de difuntos. Descansen en paz», destacó el emocionado pregonero segundos antes de que se oscureciera todo el Auditorio y solo se iluminara la cruz mientras sonaba el ‘toque de oración’.

«Las cofradías han sabido reinventarse, lo llevan haciendo desde el año pasado y, casi ‘a ciegas’, por la incertidumbre de una normativa en constante cambio, han logrado preparar distintos actos para acompañar al Señor en su Pasión, Muerte y Resurrección. Y por adversas que sean las circunstancias, el León cofrade, estoy seguro, no faltará a la cita», añadió Xuasús González, que pasó a relatar durante algunos minutos cómo comenzó su pasión por la Semana Santa, desde que ya de muy pequeño ‘procesionaba’ por el pasillo de casa hasta que se unió a La Horqueta para crear una forma diferente de ver la Pasión leonesa. «La Semana Santa, en fin, se ha convertido en una forma de vida que, en mi caso, se traduce, además, en decenas y decenas de artículos, ponencias, presentaciones…; miles de fotografías; aventuras televisivas o la coordinación de LNC Cofrade, el suplemento sobre la Semana Santa de León que publica el periódico La Nueva Crónica», explicó González.

Tuvo tiempo también para dar algunos detalles sobre cómo ha ido evolucionando la Semana Santa: «Es la de León una celebración pasional heterogénea, con una historia secular y cofradías centenarias que han sido garantes de la tradición. Pero también con otras que, a mediados del pasado siglo XX supusieron un soplo de aire fresco que revitalizó el mundo cofrade de la capital».

No dudó tampoco en enumerar los puntos más importantes que la sociedad leonesa no podrá disfrutar durante los diez días de la Semana Santa, acompañado de una música de piano en ese tramo final, y tampoco se olvidó de todas y cada una de las tareas que el mundo cofrade desarrolla cada año.

Para finalizar, mostró sus deseos para más allá del Domingo de Resurrección: «Entonces, tras haber dejado atrás las dos Semanas Santas más duras de nuestra historia, reiniciaremos la cuenta atrás hacia un nuevo y lejano, muy muy lejano, 8 de abril de 2022, Viernes de Dolores, en el que, Dios así lo quiera, estaremos de nuevo esperando a que, a las ocho de la tarde, la Virgen del Mercado cruce el dintel de la puerta de su casa, entre repique de campanas, y sea de nuevo en León Semana Santa», aseguraba con esperanza un Xuasús González que, ahora sí, cumplió su sueño más anhelado.
Volver arriba
Newsletter