Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

El colchón más dinámico para las personas con discapacidad

ACTUALIDADIR

Imagen de vídeo
Sergio Jorge | 18/06/2018 A A
Imprimir
El colchón más dinámico para las personas con discapacidad
Sanidad El CRE certifica con una investigación la eficacia de una cama que cambia la postura a los usuarios para evitar úlceras y mejorar la calidad del sueño
Las personas con grave discapacidad rara vez duermen más de tres horas seguidas, por más que estén acostumbrados a que cada este periodo de tiempo una persona entre en su habitación y les cambie la postura. Se trata de una labor obligatoria para evitar que salgan úlceras por presión, de ahí que se mueva al paciente cada poco, pero eso tiene sus consecuencias, ya que repercute en la calidad del sueño por razones obvias.

Para evitar este problema, que atañe a la práctica totalidad de las personas en esta situación, el Centro de Referencia Estatal (CRE) de la Discapacidad y la Dependencia de San Andrés del Rabanedo inició una investigación para certificar la eficacia del sistema Toto, una cama que permite mover al usuario de forma autónoma con una programación previa sin que se despierte.

El estudio se hizo con cuatro usuarios del CRE que no solo tenían una grave discapacidad, sino que además estaban en riesgo de tener úlceras por presión según las escalas de Braden y Waterlow, por lo que aún no padecían este problema. Hay que tener en cuenta además que los cuatro colchones fueron cedidos por la empresa, por lo que se trata de un proyecto gratuito.

Se tenía en cuenta la grave discapacidad, pero también la puntuación obtenida en escalas de valoración de úlceras por presión, como la movilidad, el estado mental, la nutrición, la humedad o la actividad, además de las características antropométricas y el entorno socio-familiar.

Este sistema permite que el colchón se vaya hinchando poco a poco por un lado, por lo que la persona va cambiando de postura sin apenas darse cuenta, de ahí que pueda seguir durmiendo mientras va modificando el lado sobre el que duerme. De hecho, Toto permite programar no solo la hora en la que se cambia la postura, sino también el movimiento en sí y la velocidad con la que se va hinchando un lado de la cama y también se deshincha luego para empezar la otra parte.

Pero otra de las cuestiones básicas para entender las ventajas de este sistema es que es «completamente silencioso», resalta Isaac Castiñeira, terapeuta ocupacional del CRE encargado de este estudio, que resalta que estos colchones de aire con el sistema Toto no son tan eficaces con las personas que ya tienen úlceras, puesto que necesitan unos tratamientos mayores.

Los cuatro usuarios que formaron parte del estudio y, por tanto, dormían cada día sobre estos colchones, siguieron el protocolo establecido por los responsables del estudio: se valoraba diariamente la integridad cutánea antes y después del uso del sistema Toto durante tres semanas, y se comparó con las personas que dormían sin este programa. Así, se pudo ver si aparecían úlceras, pero también cómo era la calidad del sueño.

Los resultados fueron «satisfactorios», resalta Castiñeira, pero también la directora del CRE, María Teresa Gutiérrez, aunque ambos reconocen que hay casos en los que los usuarios se habían acostumbrado a despertarse cada cierto tiempo, por lo que la mejora es total: no oirán nada ni sentirán que se mueven y lograrán dormir varias horas seguidas.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle