Publicidad
"El Canto de los Dolores de Castrocontrigo, puro y ancestral"

"El Canto de los Dolores de Castrocontrigo, puro y ancestral"

SEMANA SANTA IR

Miembros del Coro de Castrocontrigo ensayando ‘El Canto de los Dolores’ que interpretarán de dos en dos; y Marina Justel, ‘guardiana’ de las tradiciones. | F. F. Ampliar imagen Miembros del Coro de Castrocontrigo ensayando ‘El Canto de los Dolores’ que interpretarán de dos en dos; y Marina Justel, ‘guardiana’ de las tradiciones. | F. F.
Fulgencio Fernández | 14/04/2022 A A
Imprimir
"El Canto de los Dolores de Castrocontrigo, puro y ancestral"
Cristos para una cruz Marina Justel, canta los Dolores
"La Semana Santa de Castrocontrigo tiene gran parte de culpa de que se multiplique por cinco la población en estas fechas". Lo explica convencida una de las vecinas, Marina Justel, que más lucha porque la Semana Santa de este pueblo mantenga se esencia, sus raíces y una tradición inmemorial. "Estamos trabajando desde la Asociación El Castro del Campillo, que mantiene el empeño de que sus tradiciones estén vivas, no solo la Semana Santa pero sí es una de las más importantes y de más valor etnográfico. Creemos que pocas manifestaciones se mantienen tan puras como algunas de las nuestras", cuenta Marina, a la que su trabajo tuvo muchos años viajando del pueblo a la ciudad pero que ahora, ya jubilada, se está volcando con "las cosas" de su pueblo.

Este miércoles estaba ensayando con el Coro del pueblo para celebrar uno de los actos con más tradición, pureza y valor etnográfico: El Canto de los Dolores, que se celebra el día de Viernes Santo, después de la procesión del Santo Entierro. Justel explica este ancestral rito: "Este año, por primera vez, estrenamos una forma de Cantar los Dolores. Los cantará el Coro local y lo harán de dos en dos (antes era cantado por una sola persona), dada la dificultad y los quiebros de voz que conllevan, a fin de hacerlos tan fieles a la tradición como se pueda. Irán vestidas de negro y desde el altar cuando Paco anuncie el correspondiente Dolor, saldrán las dos personas que le corresponda a cantar el Dolor respectivo. Es de significar la buena voluntad por parte de todas las componentes del coro para llevar a cabo este acto tan significativo para la localidad y no fácil de llevar a efecto".

Por ello, cuando estrenan la nueva fórmula de mantener la vieja tradición Marina Justel quiere tener un recuerdo para aquellos vecinos que cantaron los Dolores, ellos solos, en las épocas anteriores. "Creo que es justo que reconozcamos a vecinos que cantaron los Dolores con tanto talento, gente como el señor Euquerio Fernández Cadierno (El Ti Euquerio); los hermanos Valentín y Florentino Carracedo Fernández; Gabriel Fernández Justel (El Pito); Francisco Martínez Santamaría (Petiso); Gabriel Santamaría Carracedo; Pedro Rubio Carracedo (Peyo) y Otilia Lafuente Crespo, que ha sido quien los ha mantenido en los últimos años pero que ya no está en condiciones de poderlo hacer".



Seguramente el Canto de los Dolores de Castrocontrigo es uno de los más singulares ritos de la provincia y por ello apuestan sus vecinos por mantenerlo en su más pura esencia; pero se completa la Semana Santa de la localidad con otras celebraciones no menos interesantes, y Marina Justel recuerda que también tiene mucho que ver en la pervivencia de sus tradiciones de una de las tres cofradías que existieron en Castrocontrigo, la Cofradía del Bendito Cristo de la Vera Cruz, en la que participa gran parte de la comunidad de Castrocontrigo. "Esta cofradía es la que se encarga de celebrar la Carrera del Silencio el día de Jueves Santo y la procesión del Santo Entierro el día de Viernes Santo, así como de la colocación en la Iglesia de lo que le llaman ‘El Monumento’, que se trata de una gigante pintura de la Santa Cena pintada por Antonio Justel Carracedo".

Para entender la importancia que en Castrocontrigo tiene la Semana Santa y sus actos recuerda Marina Justel que "el que se llamaba Camino del Castro pasó a llamarse Camino del Calvario pues por él se celebra otro se los actos de estas fiestas: El Calvario, el día de Viernes Santo, a las 12 de la mañana. Es un acto solemne que recorre el citado Camino, donde hay colocadas unas grandes cruces, emulando el recorrido que hizo Jesús. Es un acto muy emotivo porque una persona recita en verso y el resto de la gente que asiste canta el Viacrucis". Y también quiere Marina recordar a los protagonistas de este Calvario: "Vecinos que muy devotamente y con fuerte voz recitaban, como José Verdes Madera (el Ti Cordelero), Tomás Martínez González (el Ti Cuco), Manuela Verdes Justel (hija del Ti Cordelero), y actualmente sigue la tradición Juan Francisco Carracedo Carracedo (Paco). Hay que nombrar a Elvira Justel Justel, quien lo rezó un año en ausencia de Paco".

Y recuerda Marina que hubo otros actos dentro de la Semana Santa antigua, como el cántico de las Tinieblas que se alargaba durante los miércoles, jueves y viernes de Semana Santa. "Se cantaban por la noche, con la iglesia en penumbra, velas mortecinas, niños acurrucados y boquiabiertos, ojos tiernos y húmedos de las mujeres con mantones y chicharras o carracas y banderolas a todo gas. No podemos olvidarnos de David Justel Cadierno (Forcas) y de Segundo González Rubio (El Madrileño), quienes desde la Sacristía hacían un majestuoso canto gregoriano del Miserere".
Volver arriba
Newsletter