Publicidad
El campo "no es culpable" de la subida de precios al consumidor

El campo "no es culpable" de la subida de precios al consumidor

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
C. Centeno | 06/04/2022 A A
Imprimir
El campo "no es culpable" de la subida de precios al consumidor
Campo UCCL sale a la calle para visibilizar los márgenes que hay entre lo que se paga al ganadero y lo que el consumidor desembolsa en el supermercado
Los agricultores leoneses recibieron el año pasado 0,62 euros por kilo de lentejas que en el supermercado se venden hoy a dos euros. Lo mismo pasa con el garbanzo que pasa de 0,65 euros en origen a 2,60 en los lineales. También con la leche, las patatas o la remolacha llegando a situaciones "desproporcionadas" como el caso del aceite de girasol, "que se podía vender a 1,30 euros el litro y esta mañana lo hemos comprado a 3,20, una subida bestial", denunciaba este miércoles el presidente de la Unión de Campesinos en León.

La organización agraria inicio en León una serie de movilizaciones que les llevarán a todas las provincias de Castilla y León y se harán extensibles a nivel nacional "para que se vea la situación que estamos viviendo", porque "nos estamos dando cuenta que ahora mismo la gran subida de los productos y la inflación mucha gente nos echa la culpa de mala manera, pero no somos los culpables", argumentó.

En el acto reivindicativo de este miércoles pusieron de manifiesto a través de diferentes productos como legumbres, leche, aceite y hortalizas los márgenes que existen entre el precio que se paga al productor y el que los consumidores tienen que desembolsar en los lineales. Algunas de las personas que acudían a comprar se interesaron por las explicaciones de UCCL, que hizo hincapié en la incertidumbre que vive el campo con los impus "disparados".

Así, detalló Rodríguez, si el año pasado los agricultores pagaban el gasoil a 0,45 euros el litro, en la actualidad lo están pagando a 1,15, un incremento del 130 por ciento. Lo mismo ocurre con la factura de la luz, importante en el campo leonés por la superficie de regadío modernizado. "El año pasado pagábamos a 59 euros el megavatio y este año a 289, lo que supone una subida del 400 por ciento", denunció el responsable de UCCL en León. También los abonos y los fertilizantes se han disparado. "El nitrógeno, que el año pasado estaba a 225 euros, está ahora a 860", aseguró. Además, los ganaderos de vacuno y ovino ven agravada la situación por el incremento del precio de los piensos, "una subida inviable" ya que ha llegado casi a duplicarse su coste. "En Castilla y León se están yendo a pique entre ocho y diez ganaderías al mes, algo que no deberíamos consentir", lamentó Rodríguez.

El campo leonés vendió el año pasado la mayoría de su producción a un precio "de año normal" pero la incertidumbre llega con la presente campaña, en la que todos los costes se han disparado y no saben cómo los verán repercutidos en el precio, "esa es nuestra principal preocupación".

Además, piden que tanto la Junta como el Gobierno central tomen medidas para que "se pueda seguir produciendo" tanto en la provincia como en la comunidad y evitar el posible desabastecimiento de algunos productos, según alerta UCCL. 
Volver arriba
Newsletter