Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

¿El beso? Aunque sea entre jirafas

¿El beso? Aunque sea entre jirafas

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 15/04/2019 A A
Imprimir
¿El beso? Aunque sea entre jirafas
Cultura En el Día Internacional del Beso (el pasado día 13) el artista leonés Carlos Cuenllas colocó su particular homenaje a esta celebración en un travesaño metálico de la cubierta del Pasaje de Ordoño II. Un "beso entre jirafas"
l¿Besos? Siempre, de donde vengan y aunque sean entre jirafas». La frase es del singular Mures, el caballero optimista, que se convirtió en el ayudante de un artista leonés, Carlos A. Cuenllas, para realizar el particular homenaje al Día Internacional del Beso. De ahí la frase de Mures.

Carlos Cuenllas es un habitual de las intervenciones urbanas, ya sea en solitario o con la colaboración de sus alumnos de Plástica en los Maristas San José, donde es profesor. Suya es la intervención sobre las ahora coloristas escaleras de Álvaro López Núñez donde antes había otras tan grises como tristes.

La celebración del Día Internacional del Beso en esta ocasión consistió en la colocación «de dos pequeñas piezas escultóricas en el tercer travesaño metálico de los que cruzan el pasaje de Ordoño II. Son dos jirafas de color amarillo con manchas (una marrones y la otra granates), que se están besando».

Para la obra se ha partido de una pieza realizada por Carlos Cuenllas que se ha escaneado y se han imprimido dos piezas en PLA amarillo, que se han rematado pintándolas a mano. Las piezas tienen una altura aproximada de 40 centímetros, por lo que son perfectamente visibles por quienes atraviesen el Pasaje... y miren hacia las traviesas superiores.
La piezas fueron instaladas por Cuenllas, con la ayuda de Gaby Fernández, y la colocación fue documentada audiovisualmente por José Manuel Mures.

Explica Cuenllas que «El beso es una pieza inspirada en piezas clásicas con la misma temática pertenecientes a la historia del arte: Esculturas de Rodin o Brancusi, imágenes pictóricas de Roy Lichtenstein, Munch, Chagall, Magritte... tratan el tema desde narrativas y estilos muy variados: romanticismo, pop, expresionismo etc. El propio Picasso, realizó una obra maestra sobre el tema a los 88 años, en 1969» (año de nacimiento de Cuenllas). Aunque sin duda el más conocido es el pintado en su época dorada por Gustav Klimt, en 1907-1908, en el que el pintor besa en la mejilla a su cuñada. El cine y la fotografía también nos han regalado besos para la historia como el beso entre el marinero y la enfermera fotografiado por Alfred Eisenstaedt o el protagonizado por los perros Reina y Golfo en la película animada de Disney ‘La dama y el vagabundo’, mientras comen un plato de espaguetis.

Este ‘El Beso’ es, por otra parte, la primera de las intervenciones del proyecto global de Cuenllas para el pasaje de Ordoño II, que complementa la «transformación iniciada con los expositores colocados por la asociación fotográfica Focus, que desde hace tiempo muestra exposiciones temporales de fotografía en el pasaje, con lo que lo han convertido no solo en un lugar de paso sino en un lugar digno de ser visitado».
Volver arriba
Newsletter