Publicidad
El Bernesga desordenado

El Bernesga desordenado

OPINIóN IR

02/06/2016 A A
Imprimir
El Bernesga desordenado
León cuenta con dos ríos que son una gran oportunidad. Los dos cauces fluviales permiten crear un parque lineal espléndido y sólo al alcance de grandes ciudades. Mucho más porque ambos ciñen la urbe rodeándola y porque carecen de grandes desniveles hasta el curso del agua. Eso permite integrar en la ciudad casi diez kilómetros de río donde se puede alternar las zonas naturalizadas con espacios plenamente ajardinados.

Quizás la costumbre, quizás la dejadez, están permitiendo que nuestro jardín fluvial se degrade hasta convertir su trayecto en una zona que afea la ciudad. En el Bernesga se ha llegado al abandono. En pleno paseo de la Condesa los arbustos se enseñorean de las escolleras e impiden ver el discurrir el agua. Las rampas se erosionan por la acción combinada del agua y las raíces de las plantas. Las islas naturalizadas de la zona de la Junta se desarrollan desordenadamente, lo que provocará el desprendimiento de materiales que dañarán el puente de San Marcos. La gran ‘V’ que forman el Bernesga y el Torío camina hacia la degradación y el abandono en amplios tramos ante la pasividad del ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica.

Mantener ríos como éstos no es barato. Son cauces de curso alto, que salvan un importante desnivel –como se aprecia desde la LE-30– y que sufren enormes y violentas variaciones de caudal. Ha sido así desde la fundación del campamento de la Legio VII. Sin embargo la institución municipal no parece darse por enterada. El Bernesga y el Torío necesitan un mantenimiento continuo. En compensación dan a la ciudad una imagen fresca y atractiva. Por eso que el ayuntamiento desbroce sistemáticamente las riberas es algo que no habría ni que llegar a comentar. Se supone pura rutina.

Respecto a la idea de demoler el dique de San Marcos, no parece que haya resultado una gran idea. El cauce está peor, se arrastra más maleza y los áridos forman isletas a lo largo de todo el tramo urbano. ¿No tenía nada que decir al respecto alguien de la Confederación Hidrográfica? Se supone que se dedican a esto y no se entiende que no conozcan las consecuencias de una actuación así sobre la ordenación de las riberas y el fondo del cauce.

El Ayuntamiento de León cuenta con un área ajardinada que se encuentra entre las mayores de España en ratio por habitante. El cuidado de los parques y riberas es más importante en este municipio que en la mayoría de los demás. En este momento el parque lineal de los ríos de León se encuentra en un estado lamentable. Va siendo hora de que alguien se ponga manos a la obra. Es tan evidente que no cabe explicar nada más.
Volver arriba

Newsletter