Publicidad
El berciano que busca brillar en la India

El berciano que busca brillar en la India

DEPORTES IR

Saúl Crespo celebra uno de los tres goles que ha marcado durante la Durand Cup. Ampliar imagen Saúl Crespo celebra uno de los tres goles que ha marcado durante la Durand Cup.
Jesús Coca Aguilera | 28/09/2022 A A
Imprimir
El berciano que busca brillar en la India
Fútbol Tras jugar 55 partidos en Segunda con la Ponferradina en los tres últimos años, Saúl Crespo fichó por el Odisha "para aprovechar la suerte de ser futbolista para algo más que jugar"
Durante las tres últimas temporadas, Saúl Crespo disputó 55 partidos en Segunda División con su Ponferradina, esa en la que se había formado y con la que antes había tenido un papel importante en el ascenso.

Es cierto que casi todos habían sido saliendo desde el banquillo y que su protagonismo había ido a menos, pero con 26 años su rendimiento y bagaje era más que suficiente para que, pese a no seguir en la Deportiva, si no le llegaba una oferta de Segunda que no era descartable sí que hubiera sido uno de esos jugadores por los que se pelearan todos los ‘gallitos’ de Primera RFEF.

Valorando sólo lo deportivo, quizá era la mejor opción. Pero Saúl buscaba algo más: «Quería aprovechar la suerte de ser futbolista para algo más que jugar, para algo que afectara también a los demás ámbitos de la vida. Al final tenía la opción de esperar a ver si entraba en algún Segunda o no, pero visto cómo está el fútbol últimamente, que jugadores muy buenos se quedan sin equipo, no quise esperar más y me decanté por tomar pronto una decisión».

Lleva 2 goles en su carrera y ha marcado ya 3. «No había metido tantos en la vida, me han dado mucha confianza» Por eso, cuando le llegó la oferta para jugar en el Odisha Football Club de la liga india, no la puso en el fondo del cajón, sino en una zona muy alta de sus preferencias. Y acabó decidiéndose por ella: «Si soy sincero la verdad es que fue bastante inesperado, tenía otras ofertas que estaba valorando bastante seriamente cuando justo apareció esta opción. Tuve una reunión con el entrenador y cuerpo técnico donde me explicaron todo bien: la idea, el proyecto y la oportunidad que suponía, y me convenció eso y la oportunidad de venir a otro país, otra cultura, diría que casi otro mundo. Me dije, la vida son dos días, así que para adelante».

Y así aterrizó en el Odisha, con el que la próxima semana arrancará la liga y de momento ya ha disputado la Durand Cup, donde ganaron los cuatro partidos de la fase de grupos y cayeron en los cuartos de final, con un gol en el último minuto de la prórroga, con el Bengaluru que luego terminaría proclamándose campeón.

«Me convenció el proyecto y venir a otra cultura, casi otro mundo. Me dije la vida son dos días, para adelante» Una demostración de que están en condiciones de luchar por todo y un rendimiento inmejorable de Saúl, que llevaba dos goles en toda su carrera profesional (uno en el Astorga en 2016 y otro el año del ascenso con la Ponferradina), y ha marcado ya en cinco partidos tres, dos en el 3-0 frente al Sudeva Delhi y otro en el 2-0 ante el Kerala Blasters.

«No había metido tantos goles en la vida», reconoce entre risas Saúl, que señala que «la verdad es que aquí el míster me ha dado mucha confianza, que la necesitaba, y estoy pudiendo ayudar al equipo e incluso hacer esos goles. Estoy muy contento porque el equipo está dejando muy buenas sensaciones».

Y es que además no se siente solo el berciano pese a estar a más de 8.500 kilómetros de su casa, puesto que el entrenador, Josep Gumbau, también es español y hay otros tres futbolistas de su país en el equipo, todos además con experiencia en el fútbol profesional: el extremo Víctor Rodríguez que ha disputado más de un centenar de partidos en Primera, donde estuvo por última vez con el Elche en 2021; el defensa Carlos Delgado al que Saúl se enfrentó cuando hace dos años militaba en el Castellón; y el delantero Carlos Martín, que jugó en la categoría de Plata con Numancia y Mirandés.

«Aquí hay extranjeros muy buenos, pero sólo pueden jugar 4 y ahí es donde está el salto en el nivel de la liga» «Hay extranjeros muy muy buenos en todos los equipos, pero la gran diferencia para poder comparar el nivel de la liga es que sólo pueden jugar cuatro jugadores que no sean nacidos en la India y ahí es donde se da el salto, al final en ligas europeas pueden jugar de cualquier país y marca la diferencia», explica Saúl, señalando que «al ser entrenador español los entrenamientos son como aquí, no hay diferencia» y que en lo futbolístico «está siendo un poquito como esperaba, había tenido la suerte de que compañeros que habían estado aquí me contaron su experiencia al llamarles, hay mucha intensidad y físicamente la gente está muy bien, quizá lo que más me ha llamado la atención es la pasión, el compromiso y las ganas de jugar que tienen».

Más chocante es el cambio en el día a día, pues «es que es tan diferente a España y Europa en general... es como un mundo paralelo, en dos días aquí tienes ya para contar mil historias. Esta misma semana cayó un diluvio aquí, que cuando salí de un centro comercial llegaba el agua hasta la mitad de puerta, que yo pensaba que no salía de ahí y me imaginaba en España a los bomberos por la calle, y aquí la gente tan normal, con las motos por el medio del aguacero».

«Lo que más echo de menos es a la familia y la comida. Quien venga a visitarme ya sabe que me tiene que traer» Eso sí, reconoce que se está «adaptando bien, teniendo la mente abierta y asumiendo que es todo muy distinto, reconozco que me choca mucho la pobreza que se ve a la hora de salir en las calles, no estás acostumbrado a verlo tan de cerca, pero quizá lo que peor llevo es el tema de la comida».

De hecho, a la hora de valorar qué es lo que más echa de menos, señala que «lo que más por supuesto la familia, pero también lo bien que se come en España y en El Bierzo. Quien quiera venir a visitarme que lo tenga claro, yo le doy alojamiento pero que me traiga él provisiones de comida...».

Así bromea un Saúl que ha firmado un contrato de un año y que también desde la distancia sigue a la Ponferradina: «He visto unos cuantos partidos, los que no han sido muy tarde que con el cambio horario me pillaban aquí de madrugada. Les está costando un poquito, pero es que al final hay un cambio brusco en la plantilla y en las ideas del técnico, pero estoy seguro de que poco a poco van a ir cogiendo mejores sensaciones».

Tras muchos años en el centro de la plaza, esta vez con el equipo de su tierra le toca ver los toros desde la barrera. Esta temporada será un berciano que busca triunfar en la India.
Volver arriba
Newsletter