Publicidad
El Banco de Tierras enfoca su nueva campaña de captación de viñedos en desuso a cubrir las necesidades de las bodegas

El Banco de Tierras enfoca su nueva campaña de captación de viñedos en desuso a cubrir las necesidades de las bodegas

EL BIERZO IR

Pablo Linares, Gerardo Álvarez Courel y Misericordia Bello presentando la campaña. | D.M. Ampliar imagen Pablo Linares, Gerardo Álvarez Courel y Misericordia Bello presentando la campaña. | D.M.
D.M. | 19/12/2018 A A
Imprimir
El Banco de Tierras enfoca su nueva campaña de captación de viñedos en desuso a cubrir las necesidades de las bodegas
Campo Animan a quien no quiera trabajar ya sus viñas a ceder las parcelas a nuevos emprendedores / La ABA se suma a la iniciativa
El Banco de Tierras del Consejo Comarcal del Bierzo y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo lanzan una nueva campaña de captación de parcelas en viñedos viejos que puedan quedarse en desuso. Empieza ahora y durará hasta marzo, ya que la intención es tener las fincas adjudicadas a los nuevos usuarios antes de que culmine el tiempo de poda, para que puedan ya estar en uso en la próxima campaña.

Con las cesiones de fincas de este año, a largo de 2018 se ha alcanzado la cifra de 125 hectáreas recuperadas. De todas las fincas que gestiona el Banco de Tierras, el 40%. La novedad de la campaña de este año, presentada este miércoles por el presidente del Consejo, Gerardo álvarez Courel, la presidenta de la DO Bierzo, Misericordia Bello, y el técnico de la Asociación Berciana de Agricultores (ABA) Pablo Linares,  es que estará enfocada a buscar más colaboración con las bodegas para conocer sus necesidades y enfocar las nuevas parcelas a sus posibles objetivos. 

Courel agradeció la incorporación a la campaña de este año de la ABA, que aportará personal técnico que se encargará de realizar informes y valoraciones precisos de las fincas cedidas para ofrecer a los nuevos viticultores que se encarguen de ellas, la situación real de viabilidad para su cultivo, proponiendo las opciones más oportunas y rentables para cada viñedo, como puede ser el injerto de ciertas variedades de uva, o el arranque o sustitución de algunas cepas. El Banco de Tierras también ofrecerá la posibilidad de apoyar la comercialización y abrir nuevos canales a los productos de estos viñedos. 

La campaña se desarrollará con jornadas técnicas, charlas y cursos de formación en distintos pueblos,  para que todos los viticultores que ya no puedan o no quieran atender sus fincas, confíen en el banco de Tierras como herramienta de gestión de garantías, para que esas parcelas sean trabajadas por otros emprendedores que quieran incorporarse al sector, con la fórmula de la cesión gratuita o a bajo precio "evitando así que queden abandonadas o atendidas", explicó Courel. 

Por su parte Misericordia Bello recordó que la Denominación de Origen "necesitamos uva", por lo que animó a quien ya no quiera trabajar sus viñedos que los ponga en manos del Banco de tierras porque "perder el patrimonio es lamentable", apuntó.
Volver arriba
Newsletter