Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El Balatonfüredi, un último escollo difícil pero accesible

El Balatonfüredi, un último escollo difícil pero accesible

DEPORTES IR

Luisfe Jiménez realiza un lanzamiento frente al Veszprem. | BALATONFUREDI Ampliar imagen Luisfe Jiménez realiza un lanzamiento frente al Veszprem. | BALATONFUREDI
Jesús Coca Aguilera | 15/10/2019 A A
Imprimir
El Balatonfüredi, un último escollo difícil pero accesible
Balonmano / Copa EHF El sorteo de la EHF sonríe al Ademar, que se jugará el pase a la fase de grupos con el equipo húngaro y siendo la vuelta en León
No había rivales sencillos, pero sí varios tremendamente complicados y alguno directamente prácticamente imposible. Por eso, pese a ser un último escollo antes de la fase de grupos difícil, el hecho de que sea accesible convierte ya el sorteo en afortunado para el Abanca Ademar.

Y es que el conjunto ademarista se enfrentará en la tercera eliminatoria de la Copa EHF al Balatonfuredi húngaro, con el partido de ida el fin de semana del 16 y 17 de noviembre en tierras húngaras y el cruce decidiéndose en el Palacio de Deportes una semana después.

Después de que en sus dos últimas participaciones en esta competición el Abanca Ademar cayera en esta ronda, un año con el Kolding y otro con el Oporto, los de Manolo Cadenas intentarán regresar cinco campañas después a una fase de grupos que tendrá un nivel altísimo, a priori superior al de los grupos ‘débiles’ de ‘Champions’ en los que ha estado inmerso el equipo leonés los dos últimos años.

No obstante, para llegar ahí primero deberán superar a un Balatonfüredi que es un habitual de la EHF, en la cual ha participado en seis de las ocho últimas campañas, si bien su ‘techo’ es la fase de grupos que ya alcanzó en la pasada, pues por ejemplo tanto en 2017 como en 2018 cayó eliminado en esta ronda, en una ocasión por el Winterthur suizo y en la siguiente por el Granollers, que le ganó tanto en la ida (25-27) como en la vuelta (28-21).

Los húngaros fueron el año pasado cuartos en liga y sólo ganaron un partido (a La Rioja) en el Grupo de la EHF El año pasado fueron cuartos en la liga húngara, por detrás de los inaccesibles Veszprem y Szeged pero también del Tatabanya; mientras que en EHF eliminaron al Karvina checo y en la fase de grupos sumaron una victoria y cinco derrotas, perdiendo de cuatro o más goles todos sus partidos (frente a Logroño, Füchse Berlín y Saint Raphael francés) salvo el que ganaron al equipo riojano por 35-34 en su feudo.

Este año aún no han entrado en liza en esta competición y en la competición doméstica van quintos con cuatro victorias, un empate (frente al Dabas de media tabla) y una derrota (por 40-28 con el ‘gallito’ Veszprem).

En sus filas hay dos jugadores españoles con múltiples batallas con el Ademar durante su etapa en La Rioja: el extremo Pedro Rodríguez, que suma su cuarto año en Hungría pero cambió esta temporada de equipo tras haber perdido protagonismo en el Szeged; y el lateral zurdo Luisfe Jiménez, también recién fichado tras estar en el Maccabi y en el Olympiakos.

El Balatonfuredi tiene en su  su plantilla a dos jugadores españoles y a 4 habituales de la selección húngara ¿Entre sus referencias? Destacan el mítico portero del Veszprem Nandor Fazekas, que a sus 43 años sigue siendo una referencia en el club aunque ya no sea un habitual de esa selección húngara con la que disputó múltiples Mundiales y Europeos; y el habilidoso extremo izquierdo Bendeguz Boka, presente en las últimas convocatorias de Hungría como también el central Balasz Szollosi, clave en la dirección y peligroso con las penetraciones, y su gran amenaza en el lanzamiento: el lateral zurdo de casi dos metros Dominik Mathe.

Ellos seis son las figuras de un equipo en el que también destacan dos pivotes con capacidad goleadora como son el croata Petar Topic y el húngaro Laszlo Kemeny, y el lateral diestro bielorruso fichado este año del Zaporozhye Aliaksei Shinkel.

En definitiva, un ‘siete inicial’ muy potente pero que baja mucho cuando llegan las rotaciones... y una eliminatoria enormemente abierta para meterse en una fase de grupos en la que, dado que el bombo también fue benévolo con Logroño y Cuenca (los primeros se medirán al Bocholt belga y los segundos al Alpha Hard austriaco) podría haber perfectamente tres equipos españoles.

Volver arriba
Newsletter