Publicidad
El arte como concepción viva de múltiples realidades

El arte como concepción viva de múltiples realidades

LNC CULTURAS IR

Talleres infantiles en la galería Dosmilvacas de Ponferrada. Ampliar imagen Talleres infantiles en la galería Dosmilvacas de Ponferrada.
Mercedes G. Rojo | 10/08/2021 A A
Imprimir
El arte como concepción viva de múltiples realidades
Galerías, arte y mucho más (VI) Quienes conocen de cerca a Reme Remedios y su obra saben de lo particular de su estilo, que exhala personalidad y fuerza, pasión y sentimiento. Igualmente ocurre con el proyecto Dosmilvacas
«Dosmilvacas es un ser conformado por diferentes partes (...) un proceso creativo y creador en sí mismo»
(Reme Remedios. Proyecto Dolmilvacas)

Hoy hacemos una pausa en nuestro recorrido por las galerías de la capital leonesa para viajar hasta el Bierzo donde, en Ponferrada, tenemos referenciada una de las galerías de arte más atípica que podemos encontrar, y no sólo en lo que al panorama  provincial se refiere. Hablamos de Dosmilvacas, un proyecto que va más allá del concepto de galería, liderado por la artista Reme Remedios, afincada en Corullón desde hace años, quien precisamente goza estos días de un doble protagonismo artístico gracias tanto a su exposición monográfica ‘Dejar aparecer’ que permanece abierta en la Sala Provincia del ILC (hasta finales de septiembre)  como a su participación en la colectiva y multidisciplinar ‘Palimsesto creativo’, que acaba de inaugurarse en el Monasterio de Sandoval.

Quienes conocen de cerca a Reme Remedios y su obra saben de lo particular de su estilo, que exhala personalidad y fuerza, pasión y sentimiento. Igualmente ocurre con el proyecto Dosmilvacas que inauguró en la capital berciana allá por 2006, «un proyecto multidisciplinar en un espacio polivalente, abierto al arte, a la creatividad y a la terapia (tres conceptos que se aúnan) y también a las aportaciones de creativos, terapeutas, artistas, curadores…, que me ha permitido tener una relación de cambio y crecimiento con el propio concepto de galería de arte». Esta multidisciplinar artista se concibe como una persona a la que lo que «me define es que no tengo una definición cerrada de mí misma, ni de mis diferentes facetas. Trato de hacer las cosas de la manera más honesta que puedo y procuro no aferrarme al resultado ni a lo que se espera de mí. Me posiciono en la vida como parte de un proceso creativo que no es posible controlar, pero sí observarlo y reflexionar». Y en esa línea, el proyecto Dosmilvacas es un eslabón más de su proceso. Una idea que pone en marcha en 2006 y que diez años más tarde, en 2016, junto al psicólogo Alberto Bidarra, reforma diferenciando el espacio en tres zonas desde las que poder trabajar, independientes pero también en colaboración, cada uno con su propia zona de trabajo además de una  sala común destinada a galería de arte, talleres y eventos. Será precisamente en este espacio común donde se desarrollen muchas de las actividades propuestas desde Dosmilvacas: talleres de creatividad para la infancia, de desarrollo personal a través de la terapia gestalt, de creatividad y meditación, conciertos de cuencos tibetanos; talleres de técnicas artísticas, de escritura;  y también presentaciones de proyectos, de libros, colaboraciones con el IEB como fue acoger la exposición de Amable Arias («muy lindo este proyecto», nos dice)… Otras colaboraciones las han desarrollado también en otros espacios de la ciudad, como las realizadas con el Festival de Cine de Ponferrada, o con el Museo de la Energía de Ponferrada (en este caso talleres de sonido experimental, talleres con la infancia, talleres de instalaciones dentro del propio museo). Y en lo relacionado con la proyección de los/las artistas, aparte de sus exposiciones en sala, han participado en ferias de arte contemporáneo como la Just Mad o la Hibrid Art Fair en Madrid, o Cuarto Público de Santiago de Compostela; y en algún festival de arte con el proyecto 'Mujeres en círculo'.

A lo largo de su trayectoria, la galería ha recibido sobre todo artistas y proyectos provenientes del propio Bierzo, del resto de la provincia y también de Galicia,  «por proximidad y por facilidad para poder mover las obras», proyectos elegidos en función de una cierta afinidad entre Reme Remedios y sus autores; busca un cierto «feeling que nos haga movernos en la misma dirección, que tengamos el mismo interés en el proyecto que se va a presentar». Es precisamente esta circunstancia la que hace que, a menudo, se haya llegado a forjar una verdadera amistad con algunas de las personas que han pasado por aquí, desde lo que comenzó siendo una relación de trabajo, «algo que a mí me gusta mucho». Nos cuenta el ejemplo surgido con Bruno Santín: «la primera relación que tuvimos fue de artista- galerista y luego eso se transformó en  amistad y en una relación de colegas que desarrollan juntos un proyecto expositivo colaborativo en el que la mayoría de las obras que expusimos las generamos juntos, interviniendo los dos sobre el mismo soporte».  

La pandemia trajo a Dosmilvacas un cierre temporal de espacios: la zona de exposiciones y también los espacios grupales, quedando  solamente en funcionamiento como despacho de psicología y taller de artista.  Esta situación que al principio vino dada por las restricciones impuestas por dicha pandemia se convirtió luego en una situación elegida que ha permitido a R. Remedios «desarrollar diferentes proyectos de exposiciones con mi obra propia (…) disfrutando de esta parte a la que, con el trabajo de galería, tampoco podía entregarme tan plenamente como lo hice en estas muestras que ahora tengo en León con el ILC y otros proyectos que he ido desarrollando. En este tiempo he podido trabajar en mi obra, algo de lo que tenía muchas ganas». Ahora, ya piensa en el futuro inmediato de la galería: «en septiembre intentaremos sacar adelante algún proyecto que tenemos en mente, pero dejando la puerta abierta a como evolucione el tema de las restricciones y también a como sigo moviéndome  con mi trabajo. Abierta nuevamente a lo que venga, a lo que vaya surgiendo y a como se vaya constelando la vida». Y, aunque les gustaría retomar muchas de las actividades grupales, tiene el foco sobre  «‘Mujeres en círculo’, uno de los proyectos que deseo retomar y poder hacer algo durante este otoño – invierno». Precisamente, una parte del mismo se presenta actualmente en uno de los espacios de la Sala Provincia donde Reme expone, en concreto, la obra ‘Laurel no es no’,  que nos muestra –dentro del proyecto– una revisión del mito griego de Dafne y Apolo.

Escucharla nos indica que estamos frente a una persona optimista por naturaleza. Mirando hacia atrás, le cuesta definir las posibles dificultades a las que  haya podido enfrentarse a lo largo de la existencia de dicha galería, cuyo proyecto está basado en las relaciones humanas, una circunstancia en la que el conflicto es natural. Reconoce, por tanto, que a lo largo de este recorrido también ha habido conflictos, desencuentros con algunas de las personas con las que se ha relacionado profesionalmente, pero al igual que no podría quedarse solo con uno de los proyectos que por este espacio han desfilado, tampoco excluiría en futuras ocasiones a quienes se ha encontrado en esa situación de conflicto, porque «yo lo uno todo y me quedo con todo porque eso es lo que realmente ha contribuido a que el proyecto esté donde está, y que yo misma esté también donde estoy. Y es un sitio que a mí me gusta». La idea de Reme es que para sacar adelante un proyecto de las características de Dosmilvacas es preciso presentar una actitud que permita «centrarme en el potencial del espacio, del proyecto, de las personas con las que he tenido y tengo que colaborar y también con el sitio en el que estamos ubicados, Ponferrada; centrarme bien  en lo que sí puedo desarrollar y hacerlo de una manera que a mí me permita seguir teniendo esta libertad para poder transformarlo a medida que se va nutriendo de las ideas desarrolladas en él» una multiplicidad de actividades compartidas que implican una profunda interacción con la ciudad que les acoge y sus diversos espacios, que pretende dejar patente la importancia de integrar las diversas formas del arte en el conjunto de la sociedad a la vez que dar a conocer a quienes son protagonistas de ese mundo creador, tanto en el entorno más próximo como en otros espacios de promoción.

En definitiva, «Dosmilvacas es un proyecto que se va nutriendo de las ideas que se van desarrollando en él, del hecho de cómo nos vamos nutriendo unos de otros, de las personas que vienen a proponer, de lo que proponemos desde el espacio…;  y eso va creando y va transformando el propio concepto de galería de arte, por un lado, y  de todo el proyecto en su conjunto, por otro. Es como lo veo –nos sigue contando–, no como una galería de arte aislada o metida dentro de un espacio; tampoco como un proyecto multidisciplinar. Más bien lo veo como un conjunto, un ser conformado por diferentes partes, que tiene una misma energía y una misma dirección, que podría decirse que es la dirección de la observación y el desarrollo del ser humano como un proceso creativo y creador en sí mismo». Una idea, a mi parecer, sumamente enriquecedora para cuantas personas entran en contacto con el mismo, así que cierro estas líneas deseándole a Dosmilvacas un pronto y fructífero regreso que nos permita seguir disfrutando mucho tiempo de sus enriquecedoras propuestas artísticas.
Volver arriba
Newsletter