Publicidad
"El actual Beirut es el resultado de una reconstrucción desaforada"

"El actual Beirut es el resultado de una reconstrucción desaforada"

CULTURAS IR

El ilustrador Pedro Sainz Guerra en el estudio de su casa de Valladolid. Ampliar imagen El ilustrador Pedro Sainz Guerra en el estudio de su casa de Valladolid.
Joaquín Revuelta | 16/01/2020 A A
Imprimir
"El actual Beirut es el resultado de una reconstrucción desaforada"
Libros Pedro Sainz Guerra es el ilustrador del libro de Pilar Salamanca ‘Beirut: Mish Huna’ que este jueves se presenta con ausencia de la autora en la librería Artemis, un recorrido en el tiempo y en el espacio para ser testigos del cambio radical que se ha operado en la otrora bella ciudad colonial hacia el consumismo propio de las grandes urbes occidentales
'Beirut: Mish Huna' es el título del libro de Pilar Salamanca que este jueves se presenta a las 20:00 horas con entrada libre en la librería Artemis de la capital leonesa y que excepcionalmente no contará con la presencia de la autora (que esta misma tarde lo presenta en Santander) sino la del ilustrador del mismo, Pedro Sainz Guerra, responsable de las 43 ilustraciones que acompañan a esta crónica del reencuentro de Pilar Salamanca con una ciudad que había visitado con anterioridad a la guerra del Líbano y que resultará decepcionante, pues el Beirut que guardaba en su memoria ya no existe. Se ha trastocado en una mole de cemento, acero y brea que ha enterrado esa antigua joya de Oriente con sus increíbles restos arqueológicos y coloniales. Producto de una reconstrucción desaforada, la ciudad se ha transformado en el paraíso del dinero, coto privado de grandes fortunas, que con un gusto más que dudoso ha encontrado su forma de sobrevivir.

El veterano dibujante, ilustrador, infógrafo y gestor cultural Pedro Sainz Guerra regresa a la librería Artemis casi tres años después de que presentara el libro ‘#Dando Guerra!’, que reunía una selección de 250 viñetas publicadas a lo largo de los últimos cuatro años (2013-2016) en el periódico digital Último Cero. En esta ocasión lo hace con un trabajo de encargo, como ha sido ilustrar el libro ‘Beirut: Mish Huna’ de Pilar Salamanca. «Para ser sincero acepté el trabajo porque en ese momento no tenía ningún otro encargo. Hay momentos en que nadie te ofrece nada y ese era uno de ellos», recuerda el dibujante e infógrafo durante casi 30 años en El Norte de Castilla, que reconoce no conocía Beirut cuando Pilar Salamanca le encomendó las ilustraciones de su libro. «Le dije que no conocía Beirut y que no tenía intención de desplazarme hasta allí, así que me dediqué a recopilar fotografías y ‘pasear’ por las calles de Beirut a través de Google y lo acepté porque me pareció una cosa fantástica», ríe Sainz Guerra, en cuyo trabajo se aprecian algunos vestigios de aquel Beirut colonial de antes de la guerra. «Hay un dibujo en concreto que refleja el Beirut del siglo XIX al que he metido color y he alterado la escala de la fotografía original. Lo que he hecho es visitar Beirut, que no lo conocía, utilizando esa valiosa herramienta que es Internet, tratando de recoger los momentos y los ambientes que más me han sorprendido», indica el veterano dibujante, que ha querido poner el foco en los paisajes orientales de una ciudad hoy occidentalizada, que cuenta con tiendas que no difieren a las que uno puede encontrar en la calle Serrano de Madrid. «Me ha interesado el Beirut colonial francés que fue cruce de culturas y religiones, y no este Beirut actual que convive con la modernidad y los contrastes propios del desarrollismo económico», sostiene Sainz Guerra, para quien aún quedan vestigios –pocos– del antiguo esplendor de la ciudad, si bien –asegura– «son chalets derruidos en parte que se encuentran literalmente empotrados entre grandes rascacielos. Lo que se ha hecho en Beirut es el horror absoluto hablando en términos de construcción», sostiene el ilustrador vallisoletano, a quien la autora de la publicación, Pilar Salamanca, otorgó absoluta libertad para desarrollar su trabajo. «No me dio ningún tipo de instrucción. Yo leí el texto, hice el paseo que te dije a través de Internet, me ilustré en las bibliotecas francesas, que tienen un fondo de documentación impresionante sobre el Beirut colonial, y me fije en pequeños detalles que no solo tienen que ver con el paisaje sino también con el paisanaje».

Ante la ausencia de la autora, Pilar Salamanca, el ilustrador Pedro Sainz Guerra será el encargado de exponer lo que es ‘Beirut: Mish Huna’ en el acto de esta tarde en la librería Artemis. «El libro es el viaje de esta mujer después de haber estado antes de la guerra. Es un viaje de sorpresa en sorpresa, porque de repente se encuentra con un Beirut alucinante, una gran metrópoli de cemento, acero y brea. Beirut es una ciudad absolutamente rica porque tiene un comercio imponente. El Ghosn este famoso que se ha largado de Japón a Beirut es uno de los personajes claves del desarrollo de la ciudad. Son grandes comerciantes, grandes mercaderes que han copado el mercado mundial y que tienen unas flotas de barcos y de caminones en Europa y América realmente alucinantes. Es un mercado enriquecido por el intercambio de mercancías entre Oriente y Occidente. La propia ciudad es un absoluto hervidero, pero no han respetado nada del pasado. Las ruinas romanas que tiene Beirut es posible que no las haya ni en Roma, son alucinantes pero están enclaustradas en enormes edificios. Han sido maltratadas por el poder económico de esta gente», dice Sainz Guerra.

Acuarela, tinta china, plumilla y lápiz son los recursos que Pedro Sainz Guerra utiliza en sus ilustraciones. «Para mí ha sido un trabajo muy distinto a lo que había hecho hasta ahora, que en el caso del periódico digital Último Cero ha sido la viñeta satírica y en El Norte de Castilla, donde trabajé durante casi 30 años, infografía y los dibujos típicos de la sección de Cultura. Ha sido un salto al vacío lo que he hecho a mi edad», reconoce el veterano ilustrador, que califica de ímprobo el trabajo desarrollado para el libro de Pilar Salamanca, que llevó a cabo con gran rapidez. «Hice 108 dibujos de los que se seleccionaron finalmente 43 a razón de un dibujo diario. Parte de ellos los voy a proyectar en la presentación de este jueves en la librería Artemis para que la gente vea algunos que no han podido entrar en la publicación porque el texto de la autora es muy breve», comenta el ilustrador, que desvela que el motivo de este segundo viaje que realiza Pilar Salamanca a Beirut era participar en un supuesto curso de árabe clásico. «De pronto llega un mes de agosto y se encuentra con que no había tal curso. Esta mujer se dedica entonces a pasear y a viajar durante el tiempo que tiene de permiso en Beirut», reconoce Sainz Guerra, que pudo conocer la aventura de Salamanca en la capital del Líbano a raíz de la presentación de ‘#Dando Guerra!’ en Santander. «En aquel primer encuentro Pilar me habló del proyecto y al cabo de un tiempo me envió el texto y de inmediato nos pusimos a trabajar», relata este dibujante de prensa y también gestor cultural que durante 26 años se hizo cargo de la cartelería y programación de los ciclos cinematográficos de Caja España. «Lástima que nadie se acuerde de recuperar aquella programación de cine en la que se exhibieron más de mil películas en versión original. Luis Martín Arias se encargaba de los textos y yo hacía el diseño de los carteles y del catálogo que acompañaba a unos ciclos que tenían su extensión a ciudades como Ponferrada, León, Benavente, Zamora, Palencia, además de Valladolid. La verdad que es una lástima que se haya perdido», confiesa Sainz Guerra, que también coloboró con la Seminci en la divulgación de ciclos dedicados a Berlanga, Marquina, Serrano de Osma y Neville, entre otros.
Volver arriba
Newsletter