Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"El 50% del dinero que llegó en 2018 para investigación vino por colaboraciones"

"El 50% del dinero que llegó en 2018 para investigación vino por colaboraciones"

ACTUALIDAD IR

Marín fue el invitado en el espacio ‘Entre Nosotras’, de Cope León. | L.N.C. Ampliar imagen Marín fue el invitado en el espacio ‘Entre Nosotras’, de Cope León. | L.N.C.
Rosa Álvarez | 07/11/2019 A A
Imprimir
"El 50% del dinero que llegó en 2018 para investigación vino por colaboraciones"
Universidad La Universidad de León cumple 40 años y su rector repasó en Cope León los logros de estas cuatro décadas y los planes que tiene para su futuro
La Universidad de León (ULE) está de aniversario. Cumple 40 años y lo está celebrando con múltiples actos que se cerrarán el 13 de diciembre con un gran acto académico en el Aula Magna del Rectorado. Durante estas cuatro décadas la institución ha crecido «mucho», tanto que su rector, Juan Francisco García Marín, asegura que en sus inicios «nadie pensaba hasta dónde podía llegar», que alcanzaría el nivel actual. «Y todavía no hemos acabado», avisa. De los logros de los últimos años y también de su futuro habló este miércoles en el espacio ‘Entre Nosotras’, que emite Cope León en colaboración con La Nueva Crónica. García Marín, que ya ha confirmado que en 2020 se presentará a la reelección como rector, se ha marcado el objetivo de «consolidar» el trabajo ya realizado, de seguir apostando por la investigación, en la que se ha dado un gran «salto» en cuanto a producción –es la primera de Castilla y León–, por la internacionalización con convenios y cooperaciones con otros países y por intentar resolver el problema que supone una plantilla con una media de edad elevada. Respecto a este punto, reconoció que «está claro que la plantilla está envejecida, pero se ha hecho un plan de estabilización y se está promocionando que entre gente nueva altamente cualificada y que se puedan consolidar las plazas que ya había» pese a que siguen teniendo que hacer frente a «demasiadas jubilaciones».

Además, puso en valor las colaboraciones que mantienen con empresas e instituciones y que han permitido, por ejemplo, que «el 50 por ciento del dinero que llegó en 2018 para investigación, que fueron más de 20 millones, viniera por proyectos con empresas, instituciones, etc.». Algo que confió en que continúe ocurriendo, sobre todo porque «la Universidad no puede ser un ente cerrado, tiene que estar incluida en la sociedad».

El rector habló también de la necesidad de seguir potenciando titulaciones que de forma transitoria atraviesan un bache por la caída del número de alumnos pero que deben seguir por ser «emblemáticas» para la ULE, lo que no va reñido, en su opinión, con seguir implantando algunas nuevas, «porque la sociedad evoluciona y la Universidad tiene que ir por delante, no a remolque».

En cuanto a la financiación, se mostró optimista, asegurando que cree «que hay una voluntad de que haya más» tanto por parte de la Junta como a nivel nacional. En este sentido, explicó que es necesario que exista una financiación que cubra completamente las nóminas del personal y que permita al centro «tener un poco de holgura», pero apuntó que cada universidad tiene que trabajar también «en diferentes convocatorias para conseguir fondos, al igual que lo hacen las empresas». Por último, y antes de volver a recordar la importancia de poder estar celebrando estos 40 años, el rector recordó que la ULE sigue creciendo en alumnos, con 13.000 de grado, máster oficial y doctorado, y 14.000 si se tienen en cuenta los títulos propios.
Volver arriba
Newsletter